El conglomoreado surcoreano ha informado a accionistas, según recoge Reuters, que está trabajando en crear un equipo dedicado a proveer de componentes el mercado de la computerización de los automóviles.

El objetivo no es crear un automóvil propio, sino enfocarse en la creación de componentes y utilizar todo el potencial de los diversos grupos, especialmente Samsung Electronics, Samsung SDI —la división de baterías y energía— y Samsung Electro-Mechanics.

Samsung oficializa así la última gran entrada en un mercado cada vez más activo, de grandes empresas tecnológicas en el mercado de consumo que quieren hacerse con una parte del pastel del mercado automovilístico según da el salto a la automatización.

Samsung SQ5 lanzado en 1999

Samsung no es nueva en este mercado, pero sí quizá en este específico subsector. Samsung creó su propio grupo automovilístico en 1994, pero que no tardó en ser vendida a Renault, que lo mantiene como subsidiaria desde 1998 con Samsung como accionista minoritario.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.