Tanto si perdiste la cuenta de las series que viste este año, como si aún no terminaste Breaking Bad (¡ya te vale!), debes saber que 2015 fue un año genial en cuanto a producciones televisivas. Tuvimos mucho hype por Game of Thrones (el episodio final de la quinta temporada, estrenado el pasado mes de junio, rompió récords en el mercado secundario del torrent, con más de 1,5 millones de descargas las ocho horas posteriores al estreno en HBO), Mr Robot nos dejó con la boca abierta, le dimos adiós a Don Draper y la segunda temporada de True Detective nos dejó [shrug].

Con todo ello, damas y caballeros, estas son las mejores series de 2015 para Hipertextual:

Estrenadas este año

Mr Robot

Probablemente sea el mejor primer episodio que haya visto una serie en mucho tiempo y, aunque tiene algunas fallas de ritmo y profundidad en torno a la mitad de la temporada, es indiscutible que, por fin, el mundo puede hacerse una mejor idea de lo que es un hacker. Su realismo y su conexión actual con nuestro mundo la hacen infalible para reflexionar sobre la sociedad en la que vivimos, así como para disfrutar de unas actuaciones, una fotografía y una manera de manejar el ritmo dramático que dan mucho gusto. Aún no se ha confirmado la segunda temporada, pero dado el éxito que tuvo esta primera entrega, seguro que acabará llegando. Y esperemos que no desvirtúe este pedacito de gloria televisiva.

Daredevil

Ben Affleck tuvo la culpa de que esperáramos con recelo la serie de Marvel para Netflix de Daredevil. Sin embargo, la gran construcción de personajes, la oscura y desamparada ambientación de Hell's Kitchen, un malo malísimo con corazón (pero a la vez muy hijo de p***), un Charlie Cox excepcional y una historia relatada con mucha inteligencia, convierten esta primera temporada en un 'sí o sí' para los amantes de los superhéroes, Marvel y, en general, de las buenas series. Eso sí, la adaptación del traje original es muy fea. Que le dejen con la cinta en los ojos, por favor.

Master of None

Master of None es una de las mejores comedias del año. Su cast es inmensamente diverso al igual que los diferentes temas que trata. Para ser una sitcom se toma muchas molestias en hacer crítica social de tal forma que reflexionas sobre el mundo que te rodea al mismo tiempo que no paras de reir. Sus personajes son diversos y muy carismáticos, esta gente te va a agradar, especialmente si eres un adulto joven, dada la enorme cantidad de referencias a la cultura actual y nuestra relación con la tecnología, Internet y nuestros egos. ​ Es buena televisión, entretenimiento garantizado, que, además, busca crear conciencia de una forma muy sútil. Es una serie que se siente real, y que te hace pasar un muy buen rato. Aziz Ansari es un pequeño gran genio.

Jessica Jones

Netflix ha explotado su gran ventaja con Jessica Jones: como no tiene que estrenar cada semana un capítulo, se puede permitir elaborar una trama elaborada y a un ritmo distinto que una serie convencional. No hay que acelerar las cosas, no hay que generar puntos de giro a mitad de temporada 'porque sí'. Y eso hace que Jessica Jones sea una serie para saborear poco poco. No conviene darse un empacho con ella, porque es lenta y requiere cierto tiempo para procesar la personalidad de Jess, la perversidad de Kilgrave (que, aunque no aparece en los primeros episodios, ya todos nos hacemos una idea de lo malo que es) o las relaciones entre Luke, Trish o Simpson. Lo mejor que tiene es que, cuando terminas de ver los 13 episodios, te das cuenta de que Jessica es un prototipo de antihéroe que, más que salvar al mundo, intenta salvarse de sí misma. Para tratar de superhéroes, es una de las series más humanas de este año.

Narcos

El no-acento colombiano de Wagner Moura duele, pero no debería empañar en exceso una serie, por lo demás, más que notable. Eso sí, sin olvidar que es una serie y no un documental. La vida de Pablo Escobar es la excusa para hacer una serie, no el eje sobre el que debe orbitar de forma estricta la producción. Con esos dos matices claros, queda una gran serie, entretenida incluso para quienes ya conocen la historia del narco entre todos los narcos, que deja un botón más del músculo que ha desarrollado Netflix para sus propias producciones.


Menciones especiales: otras que no entraron en el Top 5 pero que son muy recomendables son Better Call Saul, que nos hace empatizar a base de bien con Saul Goodman, y Sense8, no para todos los públicos, pero con un trasfondo muy rico.

Nuevas temporadas de series anteriores

Fargo

Aunque particularmente eché falta el carisma de los personajes de la primera temporada, lo que ha hecho la gente de la cadena FX con Fargo en esta nueva entrega es espectacular. Es muy lenta, pero, al mismo tiempo, pasan demasiadas cosas en cada episodio. Y las cuentan tan bien, con unos recursos gráficos tan buenos, con unos actores tan metidos en su papel e incluso con unas referencias literarias tan ricas, que es un drama con un micromundo riquísimo que cuesta creer como 'basado en hechos reales'. A este paso será serie de culto.

The Walking Dead

La primera mitad de la sexta temporada ha traído tensión, acción, zombies y contexto sobre los personajes de una manera muy equilibrada. De hecho, la principal crítica de anteriores temporadas es que siempre se pasaban con alguno de esos factores y se quedaban cortos con otros. En esta, por fin, los creadores han ido al grano, sin capítulos de relleno, sin dramas que solo frustran el avance de la trama principal y con un hecho muy bien reflejado: sí, los zombies siguen ahí, pero el peor enemigo seguimos siendo nosotros mismos (los 'supervivientes'). Veremos cómo termina, pero hasta ahora sí cumple con la expectativa de lo que debería ser una serie mainstream.

Game Of Thrones

Porque cada episodio es como una película en producción y despliegue de medios, por la empatía o repudio que nos generan los personajes (Ramsay, ¡ugh! | Tyrion, ¡grande!), porque es una historia de la que nadie conoce el final, porque hay dragones, violaciones innecesarias, no-muertos (y no solo me refiero a los de más allá del Muro, guiño, guiño), subtramas que se fusionan y se convierten en principales, una ambientación pocas veces vista en la televisión y uno de los fandoms más entregados del planeta. Y lo más emocionante está por llegar. En abril de 2016 se estrena la sexta temporada. Ahí no habrá libro en el que escudarse (por ahora).

The Leftovers

Por su parte, los realizadores de ​The Leftovers​, con Damon Lindelof y Tom Perrota a la cabeza, han conseguido aumentar nuestro asombro durante la segunda temporada de la serie, no sólo en cuanto a los hechos insólitos, casi disparatados, que se producen a lo largo de la misma con el extraño evento de la Ascensión —la desaparición repentina del 2% de la humanidad varios años atrás— como insidioso fondo, sino también respecto a la brillantez de la forma en que nos los relatan. Destaca, sobre todo, con una planificación audiovisual que es de lo mejorcito que ahora mismo se puede ver en televisión, y algún que otro cara a cara que nos deja literalmente con la boca abierta por el gran trabajo de sus actores, a los que unos intensos primeros planos les exigen poner toda la carne en el asador.

BoJack Horseman

Que una de las mejores sátiras sobre Estados Unidos, el sueño americano y el golpe de realidad sea protagonizada por un caballo que habla, que se dedica a beber, a fumar y a echar barriga en su casa de vieja estrella de la televisión es casi insuperable. Si ya la primera temporada fue hilarante, la segunda llega al siguiente nivel y la convierte en una de las comedias de animación que debes ver sin duda. Gracias, Netflix.


Menciones especiales: otras que no entraron en el Top 5 pero que son muy recomendables son Vikings (no hay nadie más jefe en la televisión actual que Ragnar), Mad Men (el merecido adiós de todo un dandy), The Good Wife (por si alguien dudaba de que Alicia tenía ya el cielo ganado), Silicon Valley (mundo startup, críticas y humor llevados a otro nivel), House of Cards (por enseñarnos a no exagerar con lo que es spoiler y no), Orange Is The New Black (porque todas esas presas son amor) y The Flash (porque cuando saca su lado más macabro y oscuro es genial).

Y ahora es cuando nos decís en los comentarios cuáles nos hemos dejado y por qué. Sin insultos ni recuerdos para nuestras familias, gracias :)

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.