En el pasado hemos criticado las prácticas cuestionables de Eyeo GmbH, la compañía detrás de AdBlock Plus, particularmente en su intento por adueñarse de la discusión relacionada a lo que deberíamos considerar publicidad ética.

Algunas cosas están cambiando dentro de la compañía, pero no todo en términos positivos. Aunque adoptan ciertas acciones que reflejan la inmensa responsabilidad que tienen al controlar lo que cientos de millones de usuarios ven o no ven, mantienen algunas prácticas cuestionables.

AdBlock Plus entregará la decisión de “anuncios aceptables” a una junta independiente

En Eyeo planean acabar la principal crítica a la empresa: que ellos tienen total control sobre dónde se ven y qué tipo de anuncios publicitarios se muestran. Ese control se ejerce sobre más de 150 millones de personas con un nivel de crecimiento del 69%, considerando que pasaron de 20 millones de instalaciones en 2013 a 144 millones en 2014.

¿Cómo? Entregarán el control de la lista de webs y anuncios aceptables a una junta independiente que decidirá, a partir de 2016, qué debe agregarse al whitelist. Este es el núcleo de su negocio: de las 700 empresas que están en la lista, unas setenta han pagado por aparecer ahí, entre ellas Google, Microsoft y Taboola. Eyeo supuestamente no tendrá injerencia sobre las decisiones que de la junta, que estará formada por representantes de compañías de medios digitales, de publicidad, consumidores y empresas de marketing.

La pregunta es si esta junta tendrá influencia sobre las reglas básicas de lo que se considera anuncios aceptables, que es la base fundamental del control que ahora mismo Eyeo está ejerciendo sobre un porcentaje importante de la web.

La importancia de esta whitelist es más grande que nunca, pues ahora es usada por Crystal y ahora por AdBlock.

Eyeo quiere ser juez y parte, de formas nuevas y peligrosas

Eyeo quiere organizar una serie de conferencias donde juntarán a usuarios interesantes con algunos actores supuestamente importantes en el tema de publicidad en internet para discutir acerca de lo que el futuro de lo que se debería considerar “anuncios aceptables”.

Pero, como comentan en Motherboard, esto se parece un poco a la Conferencia de Yalta donde las tres facciones más poderosas de la época, se reunieron al acabar la segunda guerra mundial para planear el nuevo orden global y básicamente instaurar el inicio de la guerra fría. Al respecto, Eyeo aceptó que internamente llaman a la conferencia “Los Acuerdos de Camp David”.

Al ser el mismo Eyeo quien organiza las conferencias, quien participa en ellas y quien decide a quién invitar, están marcando el ritmo, el tono y parte de las conclusiones a las que se lleguen.