El estudio londinense ustwo creó una pequeña obra de arte en forma de videojuego. Monument Valley es un juego minimalista para dispositivos móviles en perspectiva isométrica que destacaba por su arte y diseño. La aplicación, de pago, tuvo más de un millón de descargas.

Tras el éxito de Monument Valley muchos nos preguntábamos qué estarían haciendo. Ya tenemos la respuesta; estaban inmersos en los que muchos califican como el futuro de los videojuegos: la realidad virtual.

Durante 18 meses han estado trabajando en el, hasta entonces, nuevo territorio. El resultado es un videojuego que saldrá para las Samsung GearVR llamado Land's End. Saldrá el 30 de octubre y puede llegar a ser el primer precursor serio de videojuego en realidad virtual destinado a dispositivos móviles.

Polygon lo describe como un juego surrealista de exploración que depende mucho de los puzzles que hicieron famoso a Monument Valley. Se emplaza al jugador en una isla misteriosa, solo, sin ayuda alguna. Tienes un campo de visión de 360 grados, por lo que una silla giratoria es un genial añadido. Las ballenas y gaviotas vagan a tu alrededor, en un contexto neolítico basado en antiguos túmulos funerarios.

El diseñador jefe Ken Wong ha tenido que lidiar con el mayor desafío de la realidad virtual: "la parte más dura del desarrollo es prevenir el malestar del jugador al jugar."

Foto de Polygon.
Foto de Polygon.

Malestar resultado entre la descoordinación de lo que se envía al cerebro a través de los ojos y lo que se envía desde el oído, una nausea conocida ya como "enfermedad de la realidad virtual". Aunque cree que el rápido avance de la realidad virtual en estos dos últimos años ha logrado que estemos en una situación donde el seguimiento de nuestra cabeza y la baja persistencia de la pantalla "hacen magia".

Hasta que la tecnología no pueda afectar el interior de nuestro oído siempre habrá descoordinación entre el movimiento que percibimos a través de nuestros ojos y la lectura que hace nuestro cerebro a través del interior de nuestros oídos (así logramos mantener el equilibrio).

Para el equipo la mayor barrera en tiempo es la entrada de un control, por eso han diseñado el juego para que sea jugado sin manos. La navegación se hace mirando a través de puntos blancos estratégicamente colocados, cada uno representando un camino a seguir o una acción a ejecutar.

"Land's End es difícil de describir, pero en esencia es un juego en el que exploras misteriosos poderes en un bello entorno neolítico," dice Wong. "Es un poco de Monument Valley, un poco de Myst y un poco de Proteus. Nuestro objetivo es hacer en Realidad Virtual lo que hicimos con Monument Valley en el smartphone: crear algo bello y divertido basado en una gran experiencia de usuario y diseño."