Orange ha dado a conocer hoy sus nuevas tarifas en una rueda de prensa, y el estreno de nuevas velocidades de banda ancha. Por un lado, la llegada de 300 megas simétricos de fibra gracias a la integración de Jazztel en los últimos meses, para unirse así a Movistar y dejar atrás en velocidad a Vodafone, que ahora llega hasta "sólo" 100 megas. La oferta menor con fibra es de 30 megas, también simétricos. Dicha integración de Jazztel no sólo cuenta con la ventaja de las velocidades, sino por supuesto también de la cobertura, el talón de Aquiles de Vodafone y Orange hasta hace poco que solucionaron comprando a Ono y Jazztel respectivamente. Concretamente Orange quiere llegar a 7 millones de hogares a finales de 2015, y a 10 millones a finales de 2016. Actualmente llega a 5 millones y en España había a fecha de abril de 2015 unos 18 millones de hogares.

El nombre comercial de la tarifa convergente de Orange se mantiene en Canguro. Las nuevas velocidades estarán disponibles para nuevos clientes pero también para ya clientes que pidan el salto de los 50 MB / 5 MB a los 30 MB / 30 MB por 43.95 euros al mes. Las velocidades intermedias, de 100 y 200 megas, desaparecen para dejar paso a los 300 MB / 300 MB, que costarán 55.95 euros al mes. Ambas tarifas incluyen línea móvil con 150 minutos al mes de voz y 1.5 GB de datos. Por 12 euros más al mes, llamadas ilimitadas y 3 GB de datos. En cualquier caso, los nuevos clientes podrán probar los 300 MB durante tres meses al precio de los 30 MB.

La oferta de la TV, siempre opcional, supone 12.95 euros más al mes por contar con Orange TV de forma similar en cuanto a configuración de canales a Movistar y Vodafone: canales temáticos y oferta futbolística (Liga, Copa y Champions). Pero con BeIn, el nuevo canal futbolístico, esto puede separarse: por 9.95 euros al mes, Liga y Copa españolas. Por 5 euros adicionales, BeIn con Champions y Europa League. Por otro lado, Orange TV también cuenta con Canal+ Series como adicional por otros 5 euros al mes. Todo con multidispositivo y en HD.

Ya está el actor que faltaba para la nueva guerra de las telecos: contenidos y paquetes configurables de TV como segunda etapa tras la consolidación que supusieron las compras. ¿Adivinan quien se quedó sin pareja de baile? En efecto, Yoigo, que probó a lanzar la tarifa Sinfin para lograr muchas altas nuevas en poco tiempo y le salió regular: nadie se ha decidido a comprarle y además ha tenido que acabar retirando la Sinfin porque los números no le salían.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.