Orange confirma el cierre definitivo de Amena, su operador low cost. Amena, en su momento, fue un operador independiente, pero el grupo France Telecom la adquirió para llevar su marca Orange a España. Finalmente, en 2012, la compañía relanzó Amena como una nueva OMV, añadiendo tarifas a precios económicos para competir contra el resto de operadores de bajo coste.

Ahora, la compañía de telecomunicaciones ha confirmado a algunos de sus clientes que Amena se fusionará con Orange. La marca low cost, por lo tanto, desaparecerá del grupo y todos los clientes se traspasarán al gran operador a partir del 13 de septiembre. Los usuarios con una tarifa de Amena mantendrán la SIM y sus planes actuales, que tendrán las mismas opciones, pero bajo un nuevo nombre comercial.

Orange añadirá, además, cobertura 5G a todas las tarifas. Perderán, eso sí, la posibilidad de acumular gigas. No obstante, el operador ofrecerá a todos los usuarios un bono de datos extra con 4 GB.

Amena desaparece y Orange apuesta por Simyo como OMV

Fuente: Bandaancha.eu.

Ahora bien, ¿qué ocurre si alguien quiere contratar una tarifa de Amena? A partir del 13 de septiembre, el operador no permitirá nuevas altas. Los actuales clientes que se den de baja tampoco podrán volver a contratar una tarifa de Amena. Si un cliente de Amena desea adquirir una línea adicional en su tarifa tras el cierre de la marca, podrá hacerlo a través de Orange, que ofrecerá un 20% de descuento en todos sus planes.

Unas semanas antes de que el cambio se haga efectivo, los clientes recibirán un email y un SMS con un aviso sobre la fusión, mientras que el operador habilitará una web con todos los detalles de las nuevas tarifas e información adicional para resolver las dudas.

France Telecom mantendrá el resto de marcas de su grupo. Simyo será la encargada de competir contra las operadoras low cost, como Lowi o Tuenti Móvil. Jazztel, por su parte, será la marca que permitirá a la compañía de telecomunicaciones batallar contra O2, Virgin Teleco o MassMóvil. En el segmento Premium: Orange, que compite contra Movistar, Yoigo y Vodafone.