El unicornio, ese animal mitológico que ha sembrado la literatura y el arte con su presencia a lo largo de los siglos. Las leyendas cuentan que es imposible de encontrar por su tendencia a ocultarse de los seres humanos. Pues bien, en pleno siglo XXI lo hemos encontrado; y no solo a uno, hemos encontrado a toda la manada.

A estas alturas muchos ya se imaginarán a un grupo de fastuosos caballos con su típico cuerno anacarado adornando su cabeza y corriendo por una idílica pradera. Nada más lejos de la realidad. Hace ya algún tiempo, Aileen Lee de Cowboy Ventures acuñó el término unicornio para referirse a aquellas startups, no cotizadas, que tuviesen una valoración superior a los astronómicos 1.000 millones de dólares, de ahí lo de recurrir al término utilizado en la literatura fantástica.

Se estima que existen 99 unicornios en todo el mundoEsta bonita especie nació a lo largo de la última década, con el boom de las grandes empresas tecnológicas, con Facebook como referencia, basadas en el comercio electrónico, el público consumidor, software de servicio y software empresarial. La mayor parte de ellas han necesitado un promedio de siete años para sacar beneficios, y muchas de ellas han tenido que dar un giro radical en su línea de negocio para ser lo que hoy en día son. Lejos de lo que muchos puedan pensar la base de estas empresas no está en veinteañeros con suerte, de hecho, la mayor parte de ellas están fundadas por empresarios con bastantes estudios y experiencia.

Población y hábitat

Estos unicornios encuentran su hábitat perfecto en, atención sorpresa, Silicon Valley. La verdad que ya cansa tan poca variedad geográfica. Pero aunque es cierto que la mayor parte de las empresas son de Estados Unidos, también hay alguna afortunada en Asia y muy muy de lejos Europa.

El último censo de población estimaba que en mayo de 2015 existían aproximadamente 99 unicornios en todo el mundo. Entre ellas, nombre tan conocidos como la china Xiaomi (46.000 millones), Uber (41.000 millones), Palantir (15.000), Snapchat (15.000), Flipkart (11.000), Pinterest (11.000), Dropbox (10.000), Airbnb (10.000), Spotify (8.400), Square (6.000 millones) Stripe (3.500 millones), y así un largo etcétera.

Sin embargo, y aunque estén valoradas con esas cifras millonarias, no quiere decir que realmente lo valgan. En muchas ocasiones, y tomando como referencia el estallido de la burbuja de las punto com, se ha criticado la verdadera sostenebilidad de sus facturaciones. Uber, por ejemplo, se encuentra en una gran encrucijada por sus luchas contra gobiernos, legislaciones y en muchos casos contra la propia sociedad que rechaza sus políticas. Es posiblemente, una especie tan admirada como temida por su fragilidad.

Criando ¿unicornios? en España

¿Tenemos de estos "animalitos" en nuestro país? Es una pregunta compleja. Las valoraciones que se hacen a las startups españolas suelen ser más bajas que las que se realizan en los Estados Unidos, muy lejanas a las de Silicon Valley. Además existen cuestiones legales y de rentabilidad, que hacen variar los veremos de medida.

Durante mucho tiempo se tuvo a Gowex, valorada en casi 1.662 milliones euros, como nuestro unicornio por excelencia, pero que al final paso de mitológico a antológico por su sonada caída. eDreams podría ser nuestro pionero, puesto que ya alcanza los 1.500 milliones aproximadamente. Detrás de esta surgen bastantes más empresas valoradas por debajo de los 1.000 millones: Privalia, Softonic, Jobandtalent..

Está claro que estamos bastante lejos de comparar nuestras startups tecnológicas, en términos financieros, con las Estados Unidos. Después de todo, es posible que más que unicornios tengamos ponys...

👇 Más en Hipertextual