Muchas veces escuchamos sobre el cambio climático, ya sea en las noticias, en los informes políticos, en los discursos más desoladores para la humanidad. Lo cierto es que resulta apremiante prestar atención a lo que está ocurriendo en nuestro planeta Tierra. Las consecuencias del calentamiento global no solo repercuten en un solo factor de la vida de los habitantes del mundo, sino que implican una serie de afectaciones, tanto medio ambientales, como sociales, políticas, económicas.

Si bien se advierten varias amenazas medioambientales, como el deterioro en la conservación de especies animales, así como del reino vegetal; la contaminación del agua dulce, la reducción de la salud de los hábitats naturales. El calentamiento global se ubica como la mayor amenaza por los alcances que tiene este y los efectos tan delicados que arrementen contra el delicado equilibrio natural.

Las consecuencias del calentamiento global no son solo ambientales, también sociales, políticas, económicas

Las causas del cambio climático se deben a las actividades humanas, especialmente a la producción de electricidad, a la industria, la agricultura, la ganadería, la deforestación y el transporte. En la página de Greenpeace España se señala que el sector energético es el mayor responsable del conjunto de emisiones nocivas al ambiente.

El deterioro de la atmósfera y, por consiguiente, el cambio climático se debe principalmente a la emisión de grandes cantidades de contaminantes atmosféricos que atrapan el calor y aumentan la temperatura del aire, los mares y la tierra. Los efectos no son pocos y trastocan el delicado equilibrio natural en los que sus elementos, como todo en el plantea Tierra, se encuentran intrínsecamente ligados.

Las 6 familias de contaminantes

En el texto 'Nuestra Elección' del Premio Nobel de la Paz 2007, Al Gore, se señala que, directa o indirectamente, el calentamiento global proviene de los contaminantes que a continuación listamos para conocer las causas de su emisión, así como sus consecuencias en la problemática que se engloba como cambio climático.

Fuentes del calentamiento global | Create infographics

Dióxido de Carbono

El señalado como el gran causante del calentamiento global se origina directamente, como se señala líneas arriba, en la industria energética, ya que el principal origen de las emisiones de este contaminante se identifican en la quema de carbón para producir calor y electricidad. Esto y la dependencia, en casi todos los procesos industriales y de transporte, del uso de los derivados del petróleo como gasolina, gasóleo, carburante para reactores y gas natural son las principales actividades relacionadas con la emisión de CO2.

Así pues, el dióxido de carbono, que representa casi la mitad de la contaminación causante del calentamiento global, es el mayor responsable de esta crisis ambiental. La quema de combustibles fósiles representa casi un cuarto del total del dióxido de carbono que se emite a la atmósfera, siendo la deforestación y quema de los bosques para la agricultura y usos agropecuarios otro factor que incrementa los niveles de CO2.

Metano

Shutterstock I Anita Ponne
Shutterstock I Anita Ponne

El metano representa está en menor medida en los contaminantes señalados como los causantes del cambio climático; sin embargo su menor volumen no lo hace menos preocupante por sus efectos: tiene una capacidad mucho mayor de atrapar calor que el CO2. Otra cosa que lo hace un factor contaminante es su interacción con otras moléculas que, a la postre, también incrementan el efecto invernadero.

La principal causa de emisión de metano es la industria agropecuaria

La principal causa de emisión de metano es la industria agropecuaria. Tanto, que se estima que aproximadamente la mitad de las emisiones de gases causantes del calentamiento global relacionadas con la alimentación provienen de la producción de carne. Además del ganado, se señala el cultivo del arroz. El metano también proviene de las actividades de producción petrolera, las actividades en las minas de carbón, los rellenos sanitarios, el tratamiento de desechos y en el uso de combustibles fósiles.

Ahora bien, como se decía al principio, en el planeta Tierra todo se encuentra conectado y así podemos comprender el efecto dominó que se activa con el calentamiento global. Es el caso de lo que sucede con el deshielo del permafrost y en lo que esto a su vez ocasiona liberación de metano a la atmósfera, contribuyendo al calentamiento inicial que desencadenó este derretimiento.

Carbono negro (hollín)

Shutterstock I Slavko Sereda
Shutterstock I Slavko Sereda

Estas partículas provienen de la combustión de biomasa, especialmente en la quema de bosques y otros hábitats para su uso agrícola y agropecuario. Esta clase de prácticas están presentes en Brasil (la riqueza de la tierra en la Amazonia la hace una región por la que se ha tenido que luchar de forma activa para su conservación, lucha que abanderó Chico Mendes); pero también Indonesia y África. A estas actividades se le suman los incendios forestales, la quema de leña, el estiércol de vaca y los residuos del tipo de agricultura que se realiza en grandes regiones de Asia.

Volviendo a la conexión existente en el planeta Tierra; la emisión de hollín o carbono negro se deposita en el hielo y la nieve y esto provoca aún más su descongelación. Se estima que el 75% de los glaciares himalayos menores a 15 kilómetros cuadrados podrían desaparecer en menos de 10 años. Las afecciones a las zonas con hielo y nieve a su vez impactan los niveles de albedo, que es la medición de la reflectividad de diversos objetos y superficies en la Tierra. El hielo y la nieve representan las superficies más reflectantes: hasta el 90% de la energía solar es enviada de regreso por éstas; si se derriten se absorbe mucha más energía.

Halocarburos

De los seis contaminantes señalados como los causantes principales del calentamiento global, este grupo de compuestos químicos industriales es en el que más se ha trabajado para su control y supresión de las emisiones de ellos. Los halocarburos, que incluyen los clorofluorocarbonos (CFC) (señalados como una amenaza para capa de ozono y materia principal del estudio del célebre Mario Molina), o al menos muchos de ellos son controlados bajo el Protocolo de Montreal, que fuera de aplicación inmediata por la primera crisis atmosférica: el agujero en la capa de ozono. Otros más, pertenecientes a esta familia, son controlados por el Protocolo de Kioto. Las acciones tomadas entorno a proteger la capa de ozono representa un ejemplo de los acuerdos internacionales que sí se pueden lograr. Sin embargo, el mismo calentamiento en la atmósfera puede poner en riesgo la capa de ozono.

Monóxido de carbono y compuestos orgánicos volátiles

Esta fuente de contaminantes representa casi el 7 % de los agentes causantes del calentamiento global. El monóxido de carbono (CO) se emite por el funcionamiento de los automóviles, mientras que los compuestos orgánicos volátiles (CVO) en los procesos industriales en el mundo. Ninguno de estos dos agentes se encuentran controlados por el Protocolo de Kioto (tampoco el hollín a pesar de sus antecedentes trágicos y visibles, tal como en la tragedia de la gran niebla de 1952).

Otra preocupación acerca de estos agentes es que también interactúan con otras sustancias de la atmósfera como el metano, los sulfatos y el CO2, por las cuales capturan significativas cantidades de calor y contribuyen al calentamiento global.

Óxido nitroso

En menor medida, pero no menos importante, este agente señalado como causante del cambio climático que proviene principalmente de las prácticas agrícolas que incluyen en su proceso fertilizantes nitrogenados. Se estima que en los últimos 100 años se incrementó al doble la cantidad de nitrógeno del ambiente. Estos fertilizantes nitrogenados son usados para elevar el rendimiento de las tierras aunque no se haga rotación de cultivo, conveniente para los productores pero inconveniente para la salud de la atmósfera y los ríos y arroyos, ya que el nitrógeno estimula el crecimiento de algas; a su vez, esto genera consecuencias ambientales cuando las algas mueren y se descomponen con lo que el oxígeno del agua se agota y se produce lo que se denomina como "zonas muertas" en las que la vida acuática no puede proliferarse.

El óxido nitroso también se genera en la quema de combustibles fósiles, en procesos industriales, aguas residuales humanas y en el manejo de residuos del ganado.

Revertir el calentamiento global

Shutterstock I SSokolov
Shutterstock I SSokolov

Así pues, luego de conocer los principales contaminantes causantes del calentamiento global y, aunque podemos identificar algunas soluciones, el ritmo de la vida moderna, el crecimiento de la población mundial, así la demanda de productos y alimentos hacen parecer que la solución es imposible. Sin embargo, es tan necesario un cambio como urgente. Algunas empresas se han sumado a cambiar sus procesos para reducir los contaminantes, las organizaciones ecologistas no han quitado el dedo del renglón y sus acciones e informes se vuelven parte fundamental del cambio.

Ahora bien, a nivel internacional y de muy reciente confección, se puede señalar el acuerdo histórico en el pasado encuentro del bloque G7, conformado por Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, Reino Unido y Estados Unidos; en el que se busca frenar el cambio climático y con esto los riesgos, fenómenos e impactos ambientales, sociales y económicos. En el informe del G7 señala los campos de acción para "aumentar la resiliencia frente a los riesgos climáticos". Algunas de las medidas en las que se compropetió el grupo fueron:

  • Cerrar acuerdo global en la próxima Cumbre del Clima en París, programada para diciembre de este año.
  • No superar el calentamiento global más allá de los 2°C.
  • Apoyar el financiamiento del Fondo Verde del Clima que asciende a 100 mil millones de euros al año a partir del 2020 para ayudar a los países afectados por el calentamiento global.
  • Lograr una economía libre de CO2 a finales del siglo.