En muchas ocasiones, la compra de una DSLR u otro tipo de cámara para principiantes no se encuentra sujeta a demasiados razonamientos. A grandes rasgos, lo que se desea es un dispositivo que nos permita sacar buenas fotos y que sea lo más barato posible, nada más. No obstante, para los más aficionados, estos primeros pasos pueden resultar, como mínimo, desconcertantes.

Aunque tampoco existe una regla universal sobre qué pasos seguir para ello, al comprar una cámara sí que prevalecen una serie de fases por las que, tarde o temprano, todo fotógrafo acabará pasando.

Investigar los ajustes de nuestra cámara

Créditos: dirtcheapcameras
Créditos: dirtcheapcameras

En principio, antes de adquirir nuestro dispositivo deberíamos ser conscientes de sus características y de qué nos puede aportar, pero esto no es siempre así. Son muchas las ocasiones en la que no se investiga lo suficiente como para saber todas las funciones de nuestra cámara.

Por ello, creo que el primer paso que se debe dar es el de explorar todos los menús y botones de nuestro nuevo gadget, algo que nos llevará a descubrir sus funciones. También se puede recurrir al libro de instrucciones, pero seamos sinceros, a no ser que busquemos algo muy concreto, somos pocos los que lo hacemos (lo que a veces nos ahorraría muchos quebraderos).

Aprender conceptos básicos

Tras explorar las diferentes características de nuestra cámara, el siguiente paso sería intentar sacar partido a éstas. En Hipertextual hemos hablado de la importancia de controlar la luz o incluso de la composición, elementos que son vitales a la hora de hacer una fotografía.

Se pueden utilizar cursos, manuales, guías… etc. No se afirma que solo sabiendo lo básico ya podamos ser grandes fotógrafos, pero sí que tendremos la base necesaria para poder salir a la calle y poner en práctica dichos conocimientos.

Ponerlos en práctica

Créditos: Digital Trends
Créditos: Digital Trends

Lo aprendido en el punto anterior no sirve de nada si posteriormente no lo aplicamos. Para absorber todos esos conocimientos, lo ideal sería realizar una serie de ejercicios intentando modificar los resultados de la imagen. Os dejamos ejemplos:

  • Varía la profundidad de campo: más número f y más distancia focal = más profundidad de campo.
  • Congela un sujeto en movimiento: elevando la velocidad de obturación a 1/120 o 1/200.
  • Captura el movimiento de un objeto: disminuyendo la velocidad de obturación, 1/60.
  • Realiza un barrido: siguiendo el movimiento de un sujeto al mismo tiempo que se realiza una foto con baja velocidad de obturación.
  • Consigue una estela de luz: realizando una larga exposición con trípode, a una velocidad de obturación muy lenta.

Valorar y compartir los resultados

nuevo flickr

Por suerte, una de las grandes ventajas que tenemos en la actualidad es la de poseer muchas facilidades para compartir nuestro trabajo. Páginas como Flickr o 500px cuentan de modo interno con una comunidad de usuarios, tanto principiantes como profesionales, que pueden servir como apoyo para valorar nuestras imágenes.

Asimismo, somos nosotros mismos los que también debemos hacer autocrítica y ver en qué medida estamos cumpliendo lo que nos propusimos a la hora de tomar la imagen. Se trata de un paso muy importante para aprender de nuestros errores y así no cometerlos posteriormente.

Sacar partido a la edición

aniversario de Adobe Photoshop

El proceso para crear una imagen, en muchas ocasiones, no termina tras tomarla con la cámara. Programas de edición como Photoshop o Lightroom son esenciales si queremos conseguir unos resultados determinados.

Especialmente si utilizamos el formato RAW, las posibilidades que tenemos son bastante amplias. Disponer del llamado como “negativo digital” permite que podamos obtener información de lugares que, en el momento de la captura, parecían imposibles de aprovechar.

Controles manuales

Créditos: photolisticlife
Créditos: photolisticlife

Aunque al principio pueda ser algo caótico, creo que habituarse a los controles manuales es el mejor modo de aprendizaje. No importa si hacemos fotos mal expuestas o desenfocadas, eso es parte del proceso para que posteriormente tengamos en cuenta qué valores hay que modificar para corregirlo.

De lo contrario, sería imposible sacar todo el partido de nuestro dispositivo. Aunque en el modo programa la cámara es capaz de valorar la luminosidad de una escena, el diafragma o la velocidad de obturación se configuran automáticamente. Sería imposible, por ejemplo, obtener un contraluz cuando el dispositivo cree necesitar una baja velocidad de obturación.

Explorar distintos tipos de fotografía

Lightpainting  de Trevor Williams
Lightpainting de Trevor Williams

Fotografía nocturna, paisajística, de retratos, callejera… etc. La ramas son muy amplias y variadas, solo tenemos que elegir la que queremos explotar para empezar a especializarnos en un particular modo de capturar imágenes.

No se debe limitarse únicamente a un tipo de fotografía, sino de ir variando entre las diferentes posibilidades para así curtirnos de diferentes habilidades y estar en continuo proceso de aprendizaje.