Los Sony World Photography Awards se han convertido en uno de los certámenes de fotografía más prestigiosos del mundo, y con toda seguridad, el más participativo. Poco a poco, con el paso de las ediciones, ha conseguido elevar la calidad y cantidad de las obras, cuyo número ha batido este año su récord: 173.444 imágenes procedentes de 171 países. Una cifra que supone un aumento del 24% respecto al 2014.

Aunque son patrocinados por la compañía surcoreana Sony, los premios son organizados por la World Photography Organisation, una plataforma estadounidense fundada en 2007 con el propósito de promocionar y valorar el trabajo de fotógrafos profesionales y amateurs. Cualquiera puede participar y enviar sus fotografías Sus primeros miembros, entre los que se encuentra el reconocido fotoperiodista Tom Stoddart, aprovecharon sus conocimientos, ideas y asesoramiento para desarrollar la organización. En tan sólo ocho años pasaron de 12 a 160 miembros y algunos de ellos forman parte del jurado actual del certamen. Además, la organización desarrolla un programa de atención a estudiantes que colabora con cerca de 230 instituciones de todo el mundo, con el afán de fomentar el interés por la fotografía.

Pero los SWPA no se crearon para convertirse en un calco del World Press Photo o el Premio Pulitzer en categoría de fotografía. Su seña de identidad es, sin duda, la libertad de participación de cualquier persona en posesión de una cámara y con ganas de demostrar sus aptitudes detrás del visor. No han sido pocos los que, a lo largo de las ediciones, han pasado de fotógrafos aficionados a desarrollar una carrera en el mundo artístico.

El certamen se divide en tres grandes niveles:

• Profesional. Orientado a fotógrafos profesionales y dividido en 15 categorías artísticas. En este nivel se entrega el premio más importante, el codiciado Iris de Oro acompañado de 25.000 dólares.

Those who save lives, de JM López (WPO)
Those who save lives, de JM López (WPO)

• Abierto. La sección ofrece 10 categorías diferentes: Arquitectura, arte y cultura, naturaleza y vida salvaje, poca luz, gente, paisajes, sonrisas, fracción de segundo, mejorado, y viajes. Aquí se permite la participación libre y gratuita. Aún así, toda institución necesita de ingresos para poder desarrollar sus actividades y la WPO no es una excepción. Mientras que a través de la suscripción gratuita cada participante puede enviar un máximo de tres fotos, la organización también ofrece, a través de pago, suscripciones más elevadas. Es el caso de la suscripción avanzada, que permite crear un mayor número de galerías, aumentar el etiquetado de cada foto y sobretodo, participar con hasta 8 fotografías en el certamen. Y para aquellos que confíen todavía más en sus posibilidades, existe una suscripción premium, que permite presentar un total de 20 fotografías. Las obras pasan por varias rondas de selección hasta que son elegidos diez fotógrafos por cada categoría para la gran final.

• Jóvenes. Es un nivel destinado para todos aquellos jóvenes menores de 19 años que busquen probar suerte; una fantástica oportunidad para darse a conocer en esta disciplina. A diferencia de los anteriores niveles, aquí únicamente hay 3 categorías: Cultura, retratos y medio ambiente.

Un hueco para la fotografía móvil

Con el desarrollo imparable de las cámaras en smartphones, la edición de este año ha incorporado una sección dedicada en exclusiva para nuestros inseparables dispositivos. Son cámaras que nos permiten capturar situaciones especiales y únicas en cualquier momento y que nos brindan la posibilidad de dar rienda suelta a nuestra creatividad. Hay una única categoría y al igual que en el nivel abierto, se ofrecen los tres tipos de suscripción: gratuita, avanzada y premium.

Además, 2015 será el año en el que se homenajeará al prestigioso fotógrafo estadounidense Elliot Erwitt, un auténtico clásico del siglo XX. Erwitt desarrolló su carrera junto a importantes figuras como Edward Steichen o Robert Capa. Este último invitó a Erwitt a formar parte de la agencia Magnum, que llegó a presidir en varios periodos. Durante este tiempo retrató a numerosos personajes históricos como John Kennedy, Ernesto Che Guevara o Marilyn Monroe. Su fotografía callejera, costumbrista e irónica, todavía en activo, ha marcado profundamente los estándares de la disciplina.

El fotógrafo Elliot Erwitt. Pinterest.
El fotógrafo Elliot Erwitt. Pinterest.

La edición actual culminará este mes de marzo para las categorías en abierto y de jóvenes, mientras que el nivel profesional conocerá su ganador en la esperada ceremonia del 23 de abril en Londres.

Disfrutad con algunas de las fotografías finalistas del nivel profesional:

En orden de aparición:

  • They shall never die, de Andrea de Franciscis
  • Animal Behaviour, de Kimmo Metsarant
  • Brick Makers, de Mahadev Rojas Torres
  • Travelling with the Indian Railway, de Nazir Azhari Bin Mohd Anis
  • Plastic Trees, de Eduardo Leal
  • First Sight, de Brent Stirton
  • Underwater Grace, de Jonathan Yeap Chin Tiong
  • Purim Holiday in Jerusalem, de Gili Yaari
  • Ganges, Death of a River, de Giulio di Sturco
  • Ebola Crisis Overwhelms Liberian Capital, de John Moore