Hardware

Probamos la Nokia N1: ¿era Android el salvador que necesitaban?

Por 4/03/15 - 13:23

La Nokia que siempre hemos amado ha vuelto a fabricar dispositivos. Su apuesta es la Nokia N1, que enamoró y decepcionó a los fans desde su lanzamiento por partes iguales. La hemos probado y nos surge la pregunta, ¿es esto una tablet de Nokia?

Probamos la Nokia N1: ¿era Android el salvador que necesitaban?
La Nokia N1 no es mal producto, pero no tiene nada de la vieja Nokia, y el producto en sí es una copia. Sólo aporta un launcher.

Todos sabemos que la vieja Nokia ya es sólo un recuerdo en nuestras mentes. Pero desde Espoo no se conforman con eso. A su negocio de redes y mapas, ahora quieren volver a añadir el hardware, ya que en el contrato resultante de la venta de la división móvil a Microsoft había ciertas cláusulas que permitían que en cierto tiempo, desde Finlandia se volvieran a lanzar dispositivos, sin usar nombres adquiridos a Microsoft, como "Lumia". En ese sentido, presentaron la Nokia N1, una tablet diseñada por Nokia en Finlandia, y fabricada en colaboración con Foxconn. Mucho se ha comentado sobre lo que suponía para el futuro de la marca, pero hasta hoy no podíamos saber cómo se comportaba en la realidad.

Nokia N1 MWC_011

Lo primero que vemos es su polémico diseño. Mucho se ha comentado sobre su parecido al iPad Mini, y creo que sobre todo, en la parte trasera, quien apunta ahí está completamente en lo cierto. La parte delantera me parece una mezcla entre el iPhone 6 y el iPad Mini, pero mucho menos refinada en el acabado de los bordes. Es un diseño, que aunque valoro por ser 4:3 no enamora.

Nokia N1 MWC_005

La parte trasera de la Nokia N1 sí que es claramente un diseño muy basado en el iPad, ya que se comparte incluso la localización de la cámara y del nombre de la compañía, que en el caso de Apple es sustituido por iPad.

Nokia N1 MWC_007

Algo que valoro mucho son los acabados, que guardan muy poca relación con lo que suele ser una tablet de unos 250€, ofreciendo algo cercano premium. Nos encontramos un cuerpo unibody (una sola pieza) que se siente muy bien en la mano, y es muy ligero.

Nokia N1 MWC

Aquí vemos la pantalla de la N1 desde un ángulo diagonal, que suele ser de los que hacen sufrir a las pantallas. Pese a ser una IPS laminada, encontramos pérdida de brillo y de contraste, cosa que no vemos en el resto de tablets de Apple o Samsung. Por lo demás, es bastante buena en reproducción de color y sobresaliente en nitidez, alcanzando unos 324ppp que hacen los píxeles casi invisibles.

Nokia N1 MWC_004

Acabando con el hardware, destaca el nuevo conector que debería haber sido ya un estándar en la gama alta del MWC, el USB Type C. Es un puerto que trae, por fin, el conector reversible que tanto hemos esperado, además de muchas mejoras en el campo de la energía y de la velocidad. Sin duda, el mejor acierto de Nokia.

Nokia N1 MWC_003

Otro de los grandes puntos, aunque pronto un estándar, es llegar con Lollipop. El rendimiento de la Nokia N1 y su desempeño general es bastante bueno, teniendo en cuenta que no tiene un hardware de gama alta. La clave está en que la experiencia es muy parecida a AOSP, contando con tan sólo algún añadido no muy intrusivo como el Z Launcher.

Nokia N1 MWC_012

Me ha encantado Z Launcher, porque adquiere algunas de las cosas que me gustan de otros, como Aviate, que nos sugiere aplicaciones de manera dinámica según nuestro uso a determinadas horas o desde determinados lugares. Abrir aplicaciones que no se encuentran en la pantalla principal es muy sencillo a través de gestos con letras que reconoce casi a la perfección.

Nokia N1 MWC_010

Como he dicho antes, valoro mucho su proporción 4:3, porque considero que es la ideal para consumir contenido web y para ofimática. Para vídeos, como ocurre en la Nexus 9 o en cualquier tablet así, la pantalla muestra bandas negras arriba y abajo.

¿Es esta la Nokia de siempre?

Nokia N1 MWC_002

No diría eso. En la Nokia N1 apenas encuentro similitud con los grandes productos a los que la antigua Nokia nos tenía acostumbrados. En cierto modo lo entiendo, porque la mayor parte de la compañía se fue a Microsoft. No nos engañemos, la Nokia N1 me parece la mejor tablet con Android que puedes adquirir por su precio, pero no es un producto en el que prime el detalle precisamente, algo esperable viniendo de donde viene. Aquí encontramos un buen producto, pero bastante impersonal, y poco refinado donde debería destacar.

Un buen diseño y construcción no sólo es hacer un buen ensamblado, sino hacer esa unión invisible. La Nokia N1 me ha gustado, pero si desde Finlandia pretenden volver a ser quienes fueron, tendrán que utilizar argumentos mucho más fuertes que su nombre. Mucha gente ya no recuerda qué era Nokia, y los que lo hacen a medias recuerdan productos más icónicos y diferenciados.

Puedes comentar sobre este y otros temas en nuestra comunidad

comentar

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia. Si sigues navegando estás aceptando nuestra política de cookies