Ecuador ha hecho historia siendo el primer país que aprovecha el Super Bowl para promocionar sus atractivos turísticos por medio de un comercial. El objetivo es reforzar la estrategia iniciada por el gobierno de Rafael Correa de vender al país como un verdadero destino turístico, catapultar nuevas industrias y por lo tanto nuevos ingresos al país que sigue teniendo una fuerte dependencia al petróleo.

Siendo el Super Bowl uno de los eventos televisivos más populares en Estados Unidos (habitualmente es programa de TV más visto del año) los comerciales que aparecen cada año generan altísimas expectativas y se suelen diseñar específicamente para ese día. Por los altos ratings el costo por segundo son los más caros del año en la televisión y en el caso de Ecuador se pagaron 3,8 millones de dólares por 30 segundos.

Además hay que sumar el costo de uso de derechos de All you need is love de los Beatles, que para la ocasión fue modificada a All you need is Ecuador.

Debido a la inmensa expectativa que genera el Super Bowl y los comerciales que se transmiten durante el evento, la audiencia potencial supera en términos exponenciales a las personas que lo miran por primera vez en televisión. Por ejemplo, el spot de Apple para anunciar la Macintosh (conocido simplemente como 1984) no solo ha sido mostrado miles de millones de veces sin costo alguno para la compañía, también se ha convertido en un caso de estudio y un ejemplo de los inmensos alcances que puede tener la publicidad en la sociedad.

Los 30 segundos de la publicidad de Ecuador probablemente no van a ganar ningún premio creativo, tampoco está diseñado para ese efecto. Pero considerando que la campaña que enmarca el comercial generó un incremento del 14% en visitantes turistas al país y que según Sandra Naranjo, Ministra de Turismo, la inversión en el Super Bowl podría incrementar ese número en un 10% durante 2015, parece ser una gran apuesta.