Productividad

Tener una planta en tu escritorio podría volverte más productivo

Por 7/01/15 - 10:30

El color verde y el elemento de naturaleza que aporta el tener plantas puede volverte más productivo gracias a que favorece la concentración y aumenta tu felicidad.

Tener una planta en tu escritorio podría volverte más productivo
Fotografía de Seiichi Nojima bajo licencia CC BY-NC-SA 2.0

Y no hablamos de una planta de energía, sino de un planta viva, sí de esas que son verdes y tienen hojas.

Según un artículo publicado por Ron Friedman, los psicólogos afirman que las tendencias del ser humano, en cuanto al diseño, están influidas fuertemente por nuestro pasado evolutivo. El ser humano siente una atracción natural hacia los ambientes en donde su supervivencia no está en juego. Es decir, que se siente cómodo en ambientes seguros y evita, inconscientemente, aquellos que representan un peligro para su vida.

El ser humano siente una atracción natural e inconsciente hacia los espacios abiertos y la naturaleza.

Aunque actualmente el hombre se ha encargado de proveerse alimento y refugio por sí mismo, los lugares en la naturaleza que pueden ofrecernos estos mismos elementos son siempre elegidos por las personas por la sencilla sensación de bienestar que brindan. Esto ha quedado de manifiesto a través de estudios de imágenes cerebrales que demuestran que ciertas partes de nuestro cerebro se activan cuando tenemos frente a nuestros ojos una obra de arte con paisajes ilustrados y aún más, cuando dicho paisaje puede proveernos refugio y seguridad.

Estar al aire libre en la majestuosidad de la naturaleza puede cargarnos de energía y felicidad según lo demuestra un estudio realizado con pacientes que se recuperaban de una cirugía. Pues los pacientes a los que se les asignó habitaciones con vista hacia los árboles requirieron de menos medicamento y menos días de recuperación.

Como vemos, los estudios demuestran que la simple presencia de plantas puede traer sorprendentes beneficios para el ser humano. En la oficina, convivir con plantas y flores frescas puede ayudar a sentirte más saludable y con más energía para realizar tus actividades diarias ya que mejora la atención y concentración provocando que te vuelvas más productivo.

Tipos de plantas que puedes utilizar

Tener una planta en tu escritorio podría volverte más productivo

Elige plantas pequeñas, que requieran poca cantidad de sol y riego.

Puesto que estarán en el interior de tu hogar, lo ideal es que elijas plantas que no necesiten grandes cantidades de sol. Las "suculentas" lucen hermosas en cualquier parte y, en tu escritorio quedarán geniales, solo procura leer las recomendaciones de cuidado que necesitan de acuerdo a la variedad que escojas. Este tipo de plantas suelen tener flores de particular belleza y además pueden soportar largos periodos sin suministro de agua, entre estas se encuentran las cactáceas.

Otra alternativa, que además tiene una presentación muy bonita y elegante son los terrarios. Un terrario es un pequeño jardín ubicado, generalmente, dentro de un recipiente que reproduce las condiciones necesarias para alojar las plantas que allí se sembrarán. Al elegir las plantas suelen seleccionarse diferentes colores y texturas para crear paisajes agradables. Dependiendo del tamaño que quieras que tenga tu terrario será el tipo de planta que deberías seleccionar.

Otras alternativas a implementar

Tener una planta en tu escritorio podría volverte más productivo

Siéntate frente a una ventana o pintar de verde la pared de tu lugar de trabajo.

Si no puedes tener una planta en tu escritorio por la falta de espacio o porque quizás eres alérgico a alguna de ellas, puedes optar por ubicar tu lugar de trabajo frente a una ventana, pues esto puede ayudar a mejorar tu concentración y a interesarte más por la actividad que estas desarrollando.

Un estudio realizado en 2003 encontró que dentro de una empresa dedicada al Call Center, los empleados que a menudo se sentaban frente a una ventana generaban $3,000 dólares más de productividad al año. Este estudio también descubrió que la cantidad de luz solar que ingresa en una habitación puede determinar el nivel de satisfacción de sus empleados.

Recuerda que los colores también afectan nuestro estado de ánimo. El color seleccionado al trabajar debe ser el verde pues ayuda a disminuir la ansiedad causada por el estrés y además nos recuerda el color verde de la naturaleza, un pequeño detalle que no puede faltar en tu escritorio. En el siguiente enlace tienes más información acerca de cómo incluso el color de tu fondo de pantalla puede afectar tu productividad.

Nuestra productividad responde a las señales de nuestro entorno y mientras menos elementos de comodidad tengamos a nuestro alrededor, menor será el desempeño cognitivo que podamos ofrecer. Trabajar es una tarea sencilla cuando hacemos lo que nos gusta y mejor aún, si estamos rodeados de un ambiente que favorece nuestra satisfacción personal.

Puedes comentar sobre este y otros temas en nuestra comunidad

comentar

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia. Si sigues navegando estás aceptando nuestra política de cookies