Desde una temprana edad me sentí muy atraído a la historia universal. Los acontecimientos que han vivido y se han desarrollado en tantos países del mundo, desde guerras catastróficas a líderes despiadados, o maravillosas épocas para el arte y la literatura, me mantuvieron muy entretenido durante mi infancia y adolescencia.

Hoy en día, también es así. Las historias de reyes, reinas, imperios, criminales y conquistadores, son grandes protagonistas en el mundo del entretenimiento, especialmente para el cine y la televisión. Y es que la historia de Julio César, el Papa Alejandro VI y tantos otros personajes, además de eventos históricos como el auge y la caída del Imperio Romano, o la Segunda Guerra Mundial, son oro para el cine y la televisión, y son historias que merecen ser contadas de un sinfín de formas.

Es por eso que hoy, en Hipertextual, nos dedicamos a recopilar 10 de las mejores series históricas que han llegado a la televisión. Más allá de los libros y las películas, estas historias han conquistado la televisión, y aunque evidentemente han sido (muy) maquilladas para un mayor atractivo dramático para la TV, siguen manteniendo la esencia de ese personaje, era o acontecimiento en el que se basa.

Estas series históricas me han llevado a otras eras y me han narrado cómo se desarrollaron varios de los eventos históricos más importantes de la historia del mundo, claro, siempre pasando de visita por mi Wikipedia más cercana para contrastar la información.

The Tudors

Uno de los monarcas más importantes y emblemáticos en la historia del Reino Unido fue Enrique VIII. Este rey del siglo XVI fue el responsable de romper relaciones con la iglesia católica de Roma para pasar a ser el jefe supremo de la iglesia anglicana, todo con el fin de poder divorciarse. The Tudors está basada en la historia del monarca y sus muchas esposas, cómo separó a un país de sus raíces religiosas, y cómo comenzó el fin de la dinastía Tudor. Una serie impecable que duró cuatro temporadas, protagonizada por Jonathan Rhys-Meyers, Natalie Dormer, Sam Neill y Henry Cavill.

Band of Brothers

Steven Spielberg y Tom Hanks fueron los responsables de producir, para HBO, esta maravillosa mini-serie histórica de 10 episodios que se ambienta en la Segunda Guerra Mundial y la odisea que vivió en esta guerra la Compañía Easy del 506° Regimiento de Infantería Paracaidista de los Estados Unidos. La serie está basada en una novela escrita por Stephen Ambrose, quien se dedicó a investigar por muchos años a esta compañía para plasmar su historia y heroísmo. Si te gustan las historias bélicas, Band of Brothers es una serie imperdible.

Downton Abbey

Downton Abbey es un drama, un drama que si no fuera por su increíble ambientación y que no hay tantas escenas llenas de insultos y bofetadas, podría recordarnos a una telenovela cualquiera de Miami o México. Sin embargo, es excelente, y puede atraparte a tal nivel que no sabrás cómo lo hizo, entre risas y lágrimas. Basada en los inicios del siglo XX en Inglaterra, su historia se centra en la familia aristocrática Crawley y sus sirvientes, la vida en el castillo, sus romances y desamores, pero todo con una ambientación histórica muy precisa, dado que eventos como el hundimiento del Titanic, la Primera Guerra Mundial y la ola de la gripe española son acontecimientos muy importantes durante las temporadas, que influyen en toda la trama. Mis amigos y yo la llamamos "la novela", y no nos avergüenza decir que la vemos, y la defendemos. Sobre todo a Lady Mary y la Condesa viuda de Grantham, interpretada por la brillante Maggie Smith.

Vikings

Los vikingos fueron unos guerreros sucios, extremadamente violentos, barbudos y que saquearon un sinfín de pueblos y países durante toda su existencia. Un pueblo así es imposible que no cuente con grandes historias, dignas de la televisión. Ragnar Lodbrok fue uno de los héroes más importantes de la historia nórdica, quien se hizo rey de los vikingos al ser el primero en arriesgarse a ir más allá de lo conocido, navegando tan lejos que llegaron a Bretaña (Inglaterra) desde Escandinavia, y comenzaron así sus saqueos. Esta serie de televisión está llena de violencia, sexo y muchas batallas épicas entre Ragnar, sus vikingos y otros personajes históricos, incluyendo redes británicos de hace muchos siglos.

Spartacus

Y hablando de violencia, Spartacus es una de las series más crudas y explícitas que han existido en la televisión moderna. Basada en el famoso gladiador "Espartaco", narra la historia de un grupo de rebeldes que salieron de la Arena de gladiadores para liberar esclavos y enfrentarse al Imperio Romano. Esta serie durante sus cuatro temporadas nos mostró batallas épicas y el lado más crudo del Imperio Romano y su historia, cómo la expresión "Pan y Circo" nace de la violencia en la Arena, el principal entretenimiento de un pueblo sediento de sangre. Aunque su protagonista, Andy Whitfield, falleció de un tumor muy agresivo luego de apenas pocos meses de ser diagnosticado, la serie continuó tres temporadas más con un reemplazo que hizo el trabajo igual de bien. Spartacus es una serie épica increíble, con grandes actores y personajes memorables.

The White Queen

The White Queen es una increíble mini-serie británica a la que no le hizo falta más que 10 episodios para narrar de una forma impecable la historia de la "Guerra de las Rosas", y cómo una mujer se vio en el medio, involucrada y atrapada en este conflicto que durante mediados del siglo XV vio la guerra entre las casas de York y de Lancaster luchar por el trono del Reino Unido. Es una historia de amor, conspiración, guerra y familias nobles destruyéndose por intentar hacerse con el poder, todo para terminar dando vida al inicio de la dinastía Tudor. La Guerra de las Rosas es una de las épocas y acontecimientos más interesantes de la historia de la nobleza británica, y en The White Queen lo narran de una forma genial.

Boardwalk Empire

Saltando del siglo XV al siglo XX, uno de los acontecimientos históricos más importantes de los Estados Unidos fue la era de la prohibición del alcohol en todo el país, que comenzó en el año 1920. Bien dice el refrán que "quien hace la ley, hace la trampa", y en medio de una era de prohibición nació una era de crimen organizado basada en el contrabando de licor, protagonizada por personajes históricos de la talla de Enoch "Nucky" Thompson. Boardwalk Empire se basa en Nucky, su auge como jefe criminal, mientras se codeaba con personajes históricos de la talla de Arnold Rothstein, Al Capone y Charlie "Lucky" Luciano. Es un drama criminal impecable, lleno de gangsters, que si eres fan del género, no deberías perderte.

Rome

El auge del Imperio Romano es una historia muy recurrente en el cine y la televisión, pero HBO, esta vez, contó la historia de una manera diferente, cruda y como solo el canal lo sabe hacer. Rome es un drama histórico visto desde el punto de vista de un centurión, mientras nos narran la historia del auge de Julio César, su batalla con Pompeyo Magno, y el nacimiento del primer verdadero Emperador Romano. La serie está llena de nombres muy pesados en la historia de Roma y el mundo, desde Marco Antonio a Cleopatra y Cicerón. En apenas dos temporadas, esta serie narra la historia del nacimiento de un imperio.

Marco Polo

Marco Polo es la serie histórica más nueva de la lista, producida por Netflix y que narra la historia del personaje histórico que lleva el mismo nombre, que fue uno de los guerreros y conquistadores más importantes de la historia. La serie de basa en sus inicios como parte de la corte de Kublai Khan, el emperador de Mongolia que fundó la dinastía Yuan, y cómo se ganó su lugar como guerrero y conquistador. La serie apenas lleva una temporada, aunque fue renovada para una segunda que llegará este mismo año 2015, y tiene un gran potencial.

The Borgias

Finalmente, The Borgias es una serie basada en la historia de uno de los nombres más polémicos que se han relacionado con la Iglesia Católica, Rodrigo Borgia. Y es que Rodrigo fue el Papa número 214, conocido como Alejandro VI, y que mantuvo el poder de la iglesia gracias a su familia y el nepotismo, dado que sus hijos (sí, hijos, de un Papa) ocupaban elevados cargos en la iglesia y la política de Roma. Rodrigo Borgia fue interpretado de una manera impecable por el gran Jeremy Irons, quien dio vida a este Papa en esta serie genial que fue cancelada, quizás de forma injusta para sus seguidores, luego de cuatro temporadas, aunque no me atrevería a decir que dejó cabos sin atar.