El daño a las líneas de Nazca por parte de activistas de Greenpeace que invadieron una zona prohibida para desplegar un mensaje de protesta que solo se podía ver desde el cielo probablemente sea permanente según el ministerio de cultura de Perú.

Ahora un video publicado (y después eliminado) por Greenpeace, probablemente pare ser usado como promoción de la estúpida hazaña de sus integrantes, ha aparecido. En las imágenes se puede apreciar con mucho más detalle el daño causado a los jeroglíficos trazados hace miles de años por la cultura Nazca.

Greenpace sigue ofreciendo disculpas pero tampoco terminan de hacerse responsable por el daño. Ahora están distribuyendo un comunicado por redes sociales o como respuesta a cualquier persona que reclama por sus actos. Por su parte, el gobierno de Perú ha rechazado las disculpas de la organización, los han denunciado ante la UNESCO y buscan que los 12 activistas no puedan salir del país.