El nuevo Ford Mondeo llegará a España en noviembre y lo hará con una propuesta comercial muy interesante, no solo desde el punto de vista dinámico, mecánico y estético, sino que abordará soluciones tecnológicas muy avanzadas y en algunos casos novedosas en un vehículo que se comercializa a nivel global.

Entre estos sistemas destacan la detección de peatones aunque el nuevo Ford Mondeo no deja de lado otras innovaciones como el cinturón trasero hinchable, una versión avanzada del Active Park Assist con Estacionamiento Perpendicular, el sistema de conectividad SYNC 2 y la tecnología MyKey.

"El nuevo Mondeo es el vehículo Ford más avanzado tecnológicamente que hemos comercializado nunca en Europa", Ulrich Koesters, director de línea de vehículos de Ford Europa.

La detección de peatones identifica a las personas y reduce la gravedad de las colisiones a velocidades de hasta 80 km/h. Si se detecta un peatón delante del coche y se avecina una colisión inminente, el conductor recibirá primero una alerta sonora y visual. Si no responde, el sistema reducirá el tiempo requerido para aplicar los frenos reduciendo el espacio entre las pastillas y los discos de freno. Si sigue sin haber respuesta por parte del conductor, se activarán los frenos de manera autónoma y se reducirá la velocidad.

Los ingenieros han probado el sistema en circuitos cerrados en recorridos llenos de muñecos de tamaño real. También pasaron meses probando y mejorando el sistema en carreteras de todo el mundo para comprobar su fiabilidad bajo condiciones reales. Con esta información crearon una enorme base de datos de “formas de peatones” para distinguir las personas de objetos de la carretera.

En total han recorrido más de 500.000 kilómetros para probar a fondo la tecnología de detección de peatones. Unas pruebas en las que los ingenieros se centraban en evaluar las posibles situaciones y la mayor variedad de gente.

Este sistema está en combinación con el Active City Stop, que reduce o evita una colisión con el vehículo que nos precede si circulamos a velocidades inferiores a 40 kilómetros por hora, y con el asistente de precolisión, capaz de reducir la velocidad o evitar muchos tipos de alcance cuando circulamos por encima de 40 km/h. Estos sistemas fundamentan su actuación gracias a un sistema de cámaras y radares que escanean permanentemente la situación del tráfico.

Como es habitual en un vehículo de esta categoría, unos sistemas se nutren de otros para completarse, y este es el caso del indicador de distancia, que nos muestra el espacio que tenemos con el vehículo que nos precede o el control adaptativo de crucero, capaz de mantener una distancia fijada por el conductor con respecto al coche que va delante de nosotros. El sistema de aviso de mantenimiento de carril usa la información recogida por la cámara frontal, de la que también se nutren los sistemas de frenada automática, para poder mantener al nuevo Ford Mondeo en el carril y que no se salga de éste de una manera accidental. Esta cámara también es capaz de reconocer las señales de tráfico para informar al conductor de los límites de velocidad y otras señales a través del panel de mandos.

Con todo este compendio tecnológico el nuevo Ford Mondeo quiere llegar a Europa para enamorar al conductor de una berlina y sobre todo, para hacer que todos los ocupantes se sientan como en casa, con soluciones tecnológicas tremendamente avanzadas y con un confort, que según los responsables, solo se ve en berlinas de categorías superiores.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.