Imagen de Moritz Kunert

Es hora de que comencemos a aceptar que el futuro de los videojuegos es digital, completamente digital. En un futuro no muy lejano ya nadie irá a tiendas a buscar el más reciente lanzamiento de su saga preferida, ese nuevo FIFA o nuevo Assassin's Creed, sino que lo tendrá disponible directamente disponible en su PC o consola desde el primer día de su lanzamiento sin moverse a ninguna parte.

La realidad es que estoy ya sucede, pero lo que se avecina no solo es un futuro digital, sino un futuro digital donde los videojuegos no serán tuyos, ni míos.

El futuro digital es inevitableBien decía un amigo que lo de Microsoft con Xbox One y su modelo enfocado hacia lo digital era el futuro, y siempre he estado de acuerdo con él, solo que dos décadas de ser gamer y tener mis benditas cajitas de juegos apiladas una sobre otra, me hacía pensar que no estamos listos para ello.

Pero la verdad es que sin darnos cuenta, lo estamos. En el mundo de los videojuegos para PC esto ya es lo estándar. Es raro, muy raro, ir a comprar una copia física de, digamos, The Sims. Todo lo tenemos a un par de clics de distancia entre Origin, GOG y esa gloriosa plataforma llamada Steam. Personalmente tengo más de 130 juegos en mi librería de Steam y he pagado una mínima cantidad por ellos, en comparación a lo que hubiese sido comprarlos en físico (además que muchos vinieron en packs, gracias a Humble Bundle). Esa es una de las ventajas del formato digital.

La industria ya no quiere venderte videojuegos

El siguiente paso, para combatir la famosa piratería de la que tanto hablan los magnates cuello blanco de la industria de los videojuegos que en muchos casos ni siquiera entienden a la nuevas nuevas generaciones de su público, y sus necesidades, es no vender más juegos. Suena atrevido, pero es así, en el futuro podremos jugar videojuegos por suscripción, por alquiler digital o streaming.

EA es el primer publisher que quiere revolucionar el mercado con un modelo de suscripciónPara empresas como EA, Activision, Ubisoft y más, esto es una utopía que esperan alcanzar, y ya están dando los primeros pasos. En primer lugar, tanto Sony como Microsoft nos tienen acostumbrados a pagar una suscripción mensual por acceso a "beneficios" que van desde la sencilla posibilidad de jugar en línea, hasta obtener acceso a juegos gratis cada mes.

El último punto fue el que me hizo pagar PlayStation Plus cuando mi consola principal era PlayStation 3, que no requería pagarlo para jugar en línea. Ahora con PS4, es obligatorio, pero al menos mes a mes me dan juegos gratis para todas las consolas PlayStation, ¿no es una ventaja? Sí, lo es, y por eso Microsoft se unió a esa tendencia.

Pero ahora, Electronic Arts presenta EA Access, su propio servicio de "alquiler" de videojuegos, o suscripción para obtener acceso a videojuegos al mes por una cuota muy baja, y la verdad luce tentador. Actualmente, para la primera fase de pruebas del servicio, ofrecen cuatro juegos por el precio de 5 dólares al mes, o 30 dólares al año, y entre los títulos están los aclamados FIFA 14 y Battlefield 4 (este no tan aclamado).

¿No imaginas que otras empresas harán lo mismo? Yo veo a Activision ofreciendo su propia suscripción mensual para dar acceso a Call of Duty, e incluso a Ubisoft para su enorme catálogo de videojuegos. Puede que las empresas más chicas no tengan la fuerza para hacerlo, pero sin duda que los grandes publishers sí, y lo harán.

Las ventajas de esto son más para la empresa, con ofrecer los juegos bajo un modelo de suscripción combaten de forma radical la piratería, al asegurarse que, si no pagas, no juegas, listo.

El Netflix de los videojuegos

Pero no todo es malo. El usuario podrá obtener acceso a muchos títulos variados por una fracción de lo que costaría comprarlos, la gran diferencia es que estos juegos no son tuyos.

Los juegos físicos no van a desaparecer pronto, pero el modelo de suscripción sí tendrá éxito¿Pero acaso algún juego en formato digital lo es? Yo se que mis 130 juegos en Steam algún día dejarán de existir, es una idea que, confieso me costó aceptarla, pero finalmente la acepté. Lo mismo con Watch_Dogs, Destiny y Dark Souls II, juegos que he amado (sí, sé que Destiny no ha salido pero ya lo reservé) y he adquirido en digital, solo por tenerlos rápidamente, y saltar de uno a otro si me dan ganas sin tener que moverme de mi sillón o esperar semanas a que me llegue desde Amazon (vivo en Venezuela, no es fácil conseguir juegos aquí).

EA ya dio su paso hacia un futuro digital por suscripción, Sony con PlayStation Now es más ambicioso, quiere ofrecer juegos por streaming, algo como el Netflix de los videojuegos, y tiene que pulir su estrategia, y sobre todo sus precios, pero la tendencia es la misma.

En el futuro nos veremos pagando suscripciones de 20 o 30 dólares al año, en vez de pagar 60 dólares por cada juego. Yo extrañaré mi montaña de cajitas, lo sé, pero aunque no veo al formato físico desapareciendo pronto, sí que veo a esta alternativa siendo aceptada por la mayoría, en una o dos décadas.

Si en la música funcioná (Spotify) y en las películas y series también (Netflix), en los videojuegos no fracasará. Así nos cueste aceptarlo, en el futuro ya no compraremos videojuegos, y atrás quedarán esas montañas de cajitas que tantos apreciamos, por tanto tiempo. Desde ya siento la nostalgia.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.