Comprar una consola de videojuegos es una tarea complicada. Los problemas de suministro han hecho que los fabricantes no puedan hacer frente a la creciente demanda de Xbox Series X/S y PlayStation 5. Sin embargo, esta situación ya no es exclusiva de las consolas de nueva generación. La escasez ahora también alcanza a productos con unos cuantos años en el mercado como PS4 y Xbox One.

Según recoge Kotaku, varias tiendas de GameStop en Estados Unidos indicaron que desde hace semanas no reciben nuevas Xbox One, PS4 o mandos DualShock 4. Por consecuencia, solo están ofreciendo las consolas y mandos usados que aún tienen en stock. Esto también ha impactado en servicios de comercio electrónico como Amazon, en donde los mandos "reacondicionados" de Sony se ofrecen hasta un 30% más caros.

De momento, parece no haber problemas para adquirir los nuevos mandos DualSense. El inconveniente es que estos no funcionan en la PS4. En el caso de Microsoft el panorama es diferente. Los nuevos mandos de Xbox funcionan a la perfección tanto en las nuevas Xbox Series X/S como en la Xbox One. Estos últimos también suelen contar con un buen nivel de stock, por lo que no se agotan fácilmente.

Las PS4 y Xbox One se acercan al final de su ciclo de vida

Tanto la Xbox One como la PS4 son consolas que aún pueden ejecutar una amplia variedad de juegos y parecen ser una alternativa interesante para quienes no logran hacerse con una consola nueva de nueva generación. No obstante, en el caso de Sony, ya dejó de fabricar casi todos los modelos de la PS4, exceptuando la variante Slim de 500 GB. Microsoft, por su parte, detuvo la producción de las Xbox One X y Xbox One S All Digital Edition.

En cualquier caso, ser gamer por estos días es complicado. La crisis de los semiconductores provocada por la pandemia de coronavirus ha afectado directamente el suministro de PlayStation 5 y Xbox One. Asimismo, el auge de las criptomonedas ha hecho que las gran parte de las tarjetas gráficas vayan a parar a manos de los mineros en lugar de los jugadores, agravando aún más la situación.

Comprar una PS5, Xbox One o una de nueva generación en Estados Unidos, el mayor mercado de videojuegos del mundo, hoy es un problema. A medida que avanza el año, esto podía volverse más complicado también para otros mercados. Eso sí, esto no afecta, de momento, a la consola de Nintendo. La Switch está ampliamente disponible casi en todas partes.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.