Conseguir una consola de nueva generación es una tarea titánica. Diferentes factores han confluido para que los fabricantes no puedan cumplir con la demanda. Tanto la Xbox Series X/S como la PlayStation 5 se han visto afectadas por este obscuro panorama. En el caso de la consola de Microsoft, la compañía esperaba que las entregas se aceleraran en junio, pero esto no ha ocurrido.

En una entrevista con el podcast de IGN, el director de Xbox, Phil Spencer, adelantó que no será fácil conseguir una consola Xbox en el corto plazo. A la escasez de chips existente, ahora se le ha sumado la falta de otros componentes como los puertos Ethernet, que complican aún más la situación.

A pesar de los problemas de suministro, cada cierta cantidad de tiempo algunas tiendas muestran stock de las Xbox Series X/S, pero el mismo se agota tan rápido como es anunciado. En ese sentido, Spencer dice que se está experimentando una demanda "como nunca antes". Esto, en consecuencia, aumenta aún más la presión sobre la compañía.

La escasez de Xbox Series X no tiene fecha de fin, por ahora

Spencer también señala que hay un largo periodo de espera entre los pedidos de Xbox Series X/S realizados y la entrega de consolas. La escasez de consolas "nos acompañará por un tiempo", asegura el ejecutivo de Microsoft.

Un portavoz de Microsoft le dijo Thurrott que están trabajando "lo más rápido posible" con sus socios de fabricación para acelerar la producción. Lo mismo están haciendo con los minoristas para aumentar el ritmo de los envíos para mantenerse al día con la "demanda sin precedentes" de sus consolas.

Microsoft había pronosticado a principios de año que para junio los problemas de suministro de Xbox Series X/S podrían aliviarse, pero eso no ocurrió. Ahora, por el contrario, han decidido no dar fechas aproximadas.

Lo cierto es que el mundo del gaming vive un momento muy especial. El interés por las consolas se multiplica a medida que los servicios de videojuegos vía streaming como Xbox Game Pass en la nube, Google Stadia y Amazon Luna ganan cada vez más adeptos. Eso sí, estos últimos recién están dando sus primeros pasos.