«Hace más de quinientos años, en un caluroso día de Agosto, tres barcos zarparon de Palos de la Frontera rumbo a la India.» Así podría empezar una de las más épicos fails de la historia de la humanidad: el descubrimiento de América. Ya que hay que recordar que Cristóbal Colon no pretendía ir al nuevo mundo, sino dar la vuelta a la Tierra.

Hasta ahora las investigaciones de Clifford no han sido invasivas
Cinco siglos después, en la costa norte de Haití, se han descubierto los que podrían ser los restos de la Santa María, una de las tres embarcaciones que componían la expedición. Según los expertos, todos los indicios apuntan a que las pruebas encontradas en el fondo del mar pertenecen a dicha carabela. Dicho descubrimiento ha sido realizado por Barry Clifford, uno de los mejores investigadores arqueológicos de América.

Para ello, ha sido necesario investigar más de 400 localizaciones diferentes ya que la ruta que siguió Colón siguió por las costas de diferentes países. Las huellas del barco, similares a otros navíos de la era, y, sobre todo, lo que podría haber sido un cañón del mismo tipo a los que se sabe llevaba la Santa María, son las pruebas más concluyentes de este descubrimiento.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.