sueño

Patrick (Flickr)

Una de las grandes premisas científicas sobre la investigación del sueño advierte que necesitamos descansar bien para que nuestro cerebro consiga rendir al máximo a la mañana siguiente. Un estudio, sin embargo, podría cambiar radicalmente nuestra percepción de la importancia de las horas del descanso, al introducir lo que se ha denominado el "placebo del sueño".

Estudios anteriores trataban de explicar cómo la hora de dormir afecta a nuestro cerebro. Y es que en cierta manera, nuestro cerebro utiliza las horas de descanso para recoger su propia basura celular, de forma que pueda estar totalmente activo tras un sueño reparador.

El cerebro puede rendir bien si conseguimos engañarl0 con las horas de descanso

¿Solo necesitamos dormir bien para funcionar al máximo? Una nueva investigación, publicada en la revista Journal of Experimental Psychology, podría cambiar para siempre el concepto que tenemos sobre las horas de descanso. En este estudio, científicos del Colorado College han explorado si podríamos engañar literalmente al cerebro, para que nuestra mente piense que hemos dormido bien y pueda rendir al máximo a la mañana siguiente.

Este auténtico efecto placebo del sueño podría condicionar nuestro funcionamiento cognitivo, a pesar de que no hubiéramos descansado las horas suficientes la noche anterior. En la investigación participaron 164 participantes, divididos en diferentes períodos de sueño (a un grupo se le indicó que había permanecido en fase REM un 28,7% de su tiempo de descanso, y al otro que su fase REM había sido mucho menor).

Como podríamos imaginar, aquellos voluntarios a los que se dijo que su calidad de sueño había sido mejor, también realizaron con mayor eficacia las pruebas y test cognitivos a los que se sometieron. Este efecto placebo parecía "engañar" de algún modo a su cerebro para que trabajara perfectamente, incluso si no habían dormido lo suficiente.

Suele ser habitual que cuando pensamos que hemos dormido más horas de las reales, funcionemos mejor a la mañana siguiente. Este extraño comportamiento es demostrado ahora por los científicos de Estados Unidos, que se basan en la existencia de este posible placebo del sueño para explicar estas rarezas que podemos haber experimentado en más de una ocasión.

Sin embargo, es importante destacar que a pesar de este estudio, tratar de dormir las horas suficientes es fundamental para que nuestro organismo (y especialmente nuestro cerebro) descansen. Engañar a nuestra mente podrá funcionarnos alguna vez (y ahora entendemos el por qué), pero para mantener nuestra salud en estado óptimo es importante que nos obliguemos a descansar unas determinadas horas al día.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.