¿Y si nada fuera como nos hubieran contado? Esa fue la pregunta que se hicieron arqueólogos japoneses en la década de los años treinta al descubrir unos documentos milenarios, conocidos como Takenouchi Documents. En ellos se describía una historia muy diferente sobre la vida de Jesucristo a la que narra la Biblia.

El hallazgo de estos restos mostraba un guión muy distinto al que siempre nos han contado las escrituras bíblicas. En los documentos Takenouchi, Jesucristo lograba escapar de la crucifixión y llegar a tierras niponas. El que en realidad moría era un supuesto hermano, Isukiri, que ocupó su lugar frente a los soldados romanos.

Las escrituras japonesas son, sin duda, curiosas. En ellas se habla de que Jesucristo logró llegar hasta el norte de Japón, donde se casó y tuvo tres hijas. Allí moriría luego por causas naturales a la longeva edad de 106 años, como relatan en Slate.

A pesar de que los documentos originales fueron destruidos durante la II Guerra Mundial, se conserva una réplica en el Museo de Jesucristo, habilitado muy cerca de la considerada por los japoneses como "auténtica tumba de Jesús", que vemos en la imagen superior, situada en Shingō. Una historia curiosa, sin duda, que muestra otro de los posibles guiones de la vida de Jesucristo, muy diferente respecto a la historia original que encontramos en la Biblia.