Hace exactamente un año, el 24 de enero de 2013, desde Twitter presentaron una nueva plataforma social dedicada a la creación de vídeos para compartir, pero siguiendo la peculiar filosofía de Twitter, su "madre", al menos en cierto sentido. Así nació Vine, una nueva red social, que cuando muchos escucharon que Twitter se aventuraba con vídeos pensaron de forma inmediata que sería una apuesta para derrocar a YouTube. Estaban equivocados.

Vine nació, como dije, siguiendo la filosofía de Twitter, la cual es "mensajes cortos, claros y al grano" (microblogging, le llaman sus responsables), solo que esta vez a través de vídeos (microvídeos, como me gusta llamarles). La idea de Vine es grabar vídeos de hasta 6 segundos de duración y compartirlos, pudiendo ser grabaciones corridas o por partes para hacer una secuencia peculiar, y poco a poco irían añadiendo nuevas funciones de edición. Es increíble lo creativa que puede ser una persona al grabar un vídeo con límite de seis segundos.

Vine llegó como un hijo no reconocido de los GIFs con YouTube, por así decirlo. Vídeos cortos que expresaran ideas con una duración mínima. Y hoy, Vine celebra su primer año de edad.

vine aniversario

La manera de Vine de celebrar su primer aniversario no podría ser otra que con vídeos, y es que a través de una web oficial de celebración, llamada Year on Vine han publicado algunos de los microvídeos más populares que han nacido en Vine a lo largo de su primer año de vida, basándose en la cantidad de "Likes" (o "me gusta"), "Revines" y comentarios que han recibido. Para muestra, un botón... y uno muy gracioso.

A través del hashtag (sí, hashtag, al igual que Twitter) #VineBrithday puedes encontrar a sus más fieles usuarios publicando algunos de estos microvídeos como tributo y celebración a su nueva red social favorita, incluso lo puedes hacer a través de su recién estrenada versión web.

Vine ha visto llegar incluso cuentas oficiales de músicos quienes muestran pequeñas partes o clips de sus nuevas canciones en las que están trabajando, o incluso existen cuentas de Vine increíblemente creativas y artísticas, además de las obligatorias cuentas dedicadas a la comedia y vídeos absurdos y muy graciosos.

Y claro, también tenemos la cuenta oficial de Sesame Street donde un Gandalf de marioneta se encuentra con el verdadero Gandalf, o algo así.

Microvídeos: un nuevo hito

Aunque oficialmente no se llaman de esa forma, es innegable que Vine inició una moda de compartir más allá que fotografías, capturar momentos y mostrarlos al mundo de esa forma, ya sea para hacernos reír, mostrar rápidamente un ocaso o atardecer, creerte Batman o sencillamente encontrarte con uno de los personajes de Breaking Bad, sorprenderlo y que te responda de una manera genial, entrando en su épico personaje.

Instagram no dudó en unirse a la tendencia de los "microvídeos", siguiendo los pasos de VineEl impacto de Vine fue tan grande y en tan poco tiempo que, en apenas 7 meses, había superado los 40 millones de usuarios registrados; y su mayor rival no se quedó atrás, Instagram introdujo vídeos a su plataforma siguiendo el efecto Vine, aunque en su caso alargando la duración de estos hasta los 15 segundos y permitiendo aplicar alguno de sus infames (pero populares) filtros no solo en las fotos, sino también en los microvídeos.

Vine cambió la forma en la que disfrutamos de vídeos, así suene exagerado decirlo. Obligó a muchos de sus usuarios a transmitir el mensaje deseado en apenas seis segundos, e incluso el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, ha enviado alguno que otro mensaje a través de la red social.

La plataforma está en pleno crecimiento, a un ritmo muy acelerado. En apenas un año ha conseguido una gran cantidad de usuario y muchísimos vídeos siendo subidos cada día. En lo personal, también soy partícipe de la plataforma aunque de una forma un tanto inactiva, ya que rara vez me animo a grabar alguno.

Pero compartir una idea, un pensamiento, una cita u oración a través de un vídeo muy corto que puede transcender todas las barreras y llegar a millones, es algo fascinante, y allí está el potencial de Vine.

Estoy seguro de que veremos a esta plataforma crecer mucho más; Twitter acertó de lleno con ella. Mientras tanto, celebramos disfrutando (o grabando) vídeos en Vine, y a continuación les dejo algunos de mis favoritos, con un humor tan absurdo como el que suelo disfrutar.