El descenso imparable en el número de ordenadores de sobremesa vendidos en España no es una novedad y según la consultora IDC este sector descendió en 2013 casi un 25% (concretamente un 24,9%) con respecto al año 2012. En el pasado año se vendieron 2.610.485 unidades de ordenadores, un descenso que podría haberse producido porque muchos usuarios están viendo como las tablets pueden satisfacer sus necesidades básicas y el plus de movilidad que otorgan estos dispositivos está trasladando usuarios de PCs a tablets.

Según este estudio las tablets habrían acaparado hasta el 60% de las ventas globales de ordenadores representando casi un 40% de la facturación global del sector. Si nos ponemos a desmenuzar estos datos un poco más vemos como se vendieron 3,8 millones de tablets, un millón más que el sector de los ordenadores, que se dividió en 1,7 millones para portátiles y 910.000 ordenadores de sobremesa.

El crecimiento imparable de las tablets con respecto a los ordenadores es bastante lógico para el usuario medio. Es probable que una gran parte del uso que se le prestaba al ordenador en casa fuera para navegar por Internet o escribir documentos de texto. Estas tareas, y muchas más, las puede realizar una tablet, con la versatilidad y comodidad de hacerlo desde el sofá de casa, sin cables y con el añadido de poder llevar la tablet fuera de casa para ocio, trabajo o vacaciones. La tablet es comodidad.

El segmento profesional representa un 44% del mercado en España.

El sector profesional es el que ha logrado que el descenso de los ordenadores no fuera tan abultado. En el último trimestre del pasado año la demanda profesional creció un 10,3% mientras que el área de consumo descendió un 17,4%. El ordenador sigue siendo un pilar fundamental para las empresas pero es curioso ver como la tablet se ha convertido en una extensión más del área de trabajo de los profesionales. Poder llevar presentaciones, documentos, o incluso trabajar de camino al trabajo es posible gracias a una tablet, además, es cómodo y sencillo. Muchos de estos usuarios están transportando su trabajo profesional a la nube por lo que los cambios realizados desde la tablet en los documentos se ven reflejados en todos los dispositivos vinculados. Evitar andar transportando documentos en un pendrive para ir actualizándolos en todos los equipos es una tarea abocada a la desaparición.

Pero si damos un vistazo a los datos de todo el año 2013 vemos como el sector de los PCs cae de una manera muy importante haciendo más abultado el crecimiento imparable de las tablets. El sector del consumo de ordenadores (portátiles y de sobremesa) descendió un 32% mientras que el empresarial se comportó de una manera similar registrando una reducción del 14% en el número de ventas. El sector de la educación no se comportó porcentualmente muy mal porque el año 2012 ya fue muy negativo.

Es determinante hablar de los datos registrados por fabricantes. Lenovo fue el único fabricante en experimentar un crecimiento en sus ventas duplicando sus resultados con respecto a 2012. El resto de fabricantes, HP, Acer, Asus y Toshiba vieron como sus ventas descendían de una manera muy significativa. Por ejemplo Acer perdió el 44,5% de sus ventas con respecto a 2012 y Asus sufrió el mismo varapalo con un descenso de casi el 50%.

Entre todos estos datos negativos destacan los registrados por el conjunto del mercado de las tablets, y es que sus ventas globales en el 2013 subieron un 68%, todo apunta a que 2014 seguirá esta tendencia.

¿Qué nos depara 2014?

Es muy complicado anticipar cómo se moverá un mercado tan dinámico como este. Si hace unos años el furor de los netbooks acaparó todas las miradas, el pasado año fueron las tablets las que hicieron lo propio, pero se espera que en 2014 sigamos con esta tendencia. Según IDC, y matizando que estamos en el primer mes del año y hacer previsiones es cuanto menos arriesgado, el mercado de PCs en España descenderá este año un 6% mientras que el de las tablets seguirá su imparable escalada logrando que el sector global crezca un 12%.

2013 confirmó el boom de la era Post-PC.

En mi opinión personal la tablet forma parte de mi día a día, con ella trabajo cuando estoy fuera de la oficina, pero también ha logrado que el portátil pase a un segundo plano y solo lo utilice en contadas ocasiones. Ahora mismo la combinación de ordenador de sobremesa y tablet es más que suficiente para la gran mayoría de usuarios y teniendo en cuenta que existen tablets muy bien de precio es lógico que este sector experimente un crecimiento brutal en sus primeros años de vida.

Ahora, y con la llegada de nuevas tablets más potentes y ligeras, como el iPad Air, podemos hablar con mucha mayor capacidad de que la era Post-PC es el presente y estamos viendo cómo el mercado tradicional se contrae para dar paso a estos dispositivos que aportan sencillez y movilidad a partes iguales, y en algunos casos, a unos precios muy contenidos.

Todo apunta a que 2014 seguirá esta tendencia creciente para las tablets pero en un par de años debería estabilizarse en el sector. Lo que está claro es que es complicado que suceda lo visto con el sector de los netbooks, cuyo nicho de mercado se encuentra ahora mismo en el sector profesional, que necesita un ordenador compacto porque la tablet aún no garantiza que pueda realizar completamente su trabajo. Pero todo eso puede cambiar y las tablets pueden comerse el sector de los netbooks este mismo año.

Para mi, el concepto de Surface Pro es quizá el más adecuado para los profesionales, aunque todavía son demasiado caros, pero cuando una tablet Android asequible pueda ofrecer la versatilidad de un ordenador portátil en una tablet, en ese momento, los netbooks habrán muerto definitivamente y los portátiles tendrán muchas papeletas de quedarse relegados a un tercer plano.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.