Microsoft

Es un momento delicado para Microsoft. Su CEO tiene los días contados y necesitan un nuevo líder que pueda ayudar a aumentar el interés de los usuarios por la compañía, tal y como pasaba hace unos años. El sustituto de Steve Ballmer tendría que llegar antes de que finalice este año. Existen muchos candidatos, pero por el momento no existe una quiniela fiable sobre quién puede hacerse con el puesto.

La semana pasada os hablábamos de la despedida emotiva que Steve Ballmer tuvo en un evento de Microsoft. El director ejecutivo, entre lágrimas, centró su discurso en mensajes positivos sobre el futuro de la compañía, afirmando que tienen "pensar en grande y apostar en grande".

En un artículo publicado por Bloomberg se detalla que la compañía quiere un sustituto para Ballmer antes de que finalice este año. Algo que es totalmente comprensible, ya que Microsoft necesita más que nunca nuevo personal que pueda remar hacia un nuevo futuro, alejándose de algunas malas decisiones tomadas en los últimos años.

Los candidatos para el puesto son varios. Microsoft hizo una lista de posibles candidatos, a los cuales entrevistó. La compañía contactó con John Donahoe, director ejecutivo de eBay, el cual rechazó el cargo. Entre los posibles sustitutos de Steve Ballmer se encuentran:

- Allan Mullay, director ejecutivo de Ford.
- Stephen Elop, ex director ejecutivo de Nokia.
- Paul Maritz, antiguo ejecutivo de Microsoft.
- Tony Bates, vicepresidente ejecutivo de Microsoft.

Es normal que exista una urgencia por reemplazar a Steve Ballmer. Se acercan momentos muy importantes para Microsoft que deben ser arropados por el mayor número de profesionales posibles. El lanzamiento de la Xbox One está cada vez más cerca y la compañía tiene la difícil tarea de llevar la alianza Nokia - Windows Phone a buen puerto. En los próximos meses conoceremos cual será el tercer CEO de Microsoft, el cual, como vemos, tendrá bastante trabajo por hacer.