Hoy se celebra a nivel internacional el Día Mundial de la Salud Mental. Esta iniciativa, promovida por la Organización Mundial de la Salud (OMS), pretende conmemorar y recordar en este año la importancia de las enfermedades que afectan al cerebro de nuestros más mayores, entre las que destaca el mal de Alzheimer.

La OMS estima que el envejecimiento progresivo de la población es un problema a medio plazo que no deberíamos obviar. En 2100, el número de ciudadanos mayores de 60 años será el triple que en la actualidad, dado que a día de hoy el 15% de las personas en esta franja de edad sufren algún problema mental.

Detener la muerte de las neuronas en pacientes con alzheimer

Dentro de esas enfermedades, destaca el mal de Alzheimer, un síndrome caracterizado por la pérdida progresiva de memoria de los pacientes, así como la formación de placas y ovillos proteicos en sus células nerviosas. Proteger al cerebro de esta enfermedad parece fundamental, y aunque algunos avances terapéuticos en el pasado parecían positivos, la investigación continúa.El nuevo fármaco modifica la reacción de las neuronas ante proteínas mal plegadas

Hoy conocemos el importante trabajo que han realizado científicos británicos sobre un prometedor fármaco, cuyos buenos resultados en los estudios en ratones reabren las esperanzas de encontrar una cura para el alzheimer.

Su trabajo, publicado en la revista Science Translational Medicine, se basó en evaluar este medicamento en la protección del cerebro de ratones enfermos, en los que se daban problemas de plegamiento de sus proteínas. Este hecho es uno de los pilares fundamentales por los que se desarrollan algunas enfermedades neurodegenerativas, además del mal de Alzheimer, como el Parkinson.

Hasta el momento, otras terapias habían tratado de frenar o reducir la acumulación de proteínas mal plegadas en el cerebro. La estrategia de los investigadores del Medical Research Council fue distinta: actuar sobre la forma en la que las células nerviosas actúan frente a esas mismas proteínas.

Usando el fármaco inyectado en el estómago de los roedores, consiguieron activar un mecanismo celular que prevenía que las neuronas no murieran finalmente, una de las características del alzheimer.

Alzheimer
Gerry Shaw (Wikimedia)

Cinco semanas después de comenzar con el tratamiento, buena parte de los ratones no presentaban síntomas, tales como la pérdida de memoria. A pesar de que el fármaco parece prometedor, se han de vigilar en futuros estudios algunos efectos secundarios preocupantes, como la pérdida de peso de los animales o el aumento del nivel de azúcar en sangre.

Como explica la científica Giovanna Mallucci, del área de Toxicología del Medical Research Council y directora del grupo de investigación:

Nuestros estudios anteriores predecían que esta aproximación podría tener éxito para tratar las células nerviosas y protegerlas del desarrollo de enfermedades neurodegenerativas. Por ese motivo, administramos un compuesto que bloquea este avance en ratones que sufrían de la enfermedad priónica.

El prometedor fármaco, denominado GSK2606414, y producido por la compañía farmacéutica GlaxoSmithKline, actúa contra una proteína específica, conocida como PERK, responsable de la respuesta neuronal a la presencia de proteínas mal plegadas. Estas moléculas proteicas, observadas en los ratones enfermos, también se observan en el cerebro de afectados por el mal de Alzheimer, por lo que los resultados podrían ser extrapolados, dado que el mecanismo de acción celular es común.

Este estudio es el primero en el que se logra frenar la muerte celular, por lo que presenta un considerable interés. Sin embargo, no debemos olvidar que este trabajo ha sido realizado en roedores, y que hará falta al menos una década para demostrar el potencial terapéutico de este novedoso medicamento.

La investigación preclínica ha sido un éxito, pero este fármaco no llegará a los centros médicos hasta que no logre demostrar su eficacia y no toxicidad en seres humanos. En cualquier caso, la aproximación terapéutica es realmente interesante y novedosa. Una buena noticia en el día en que recordamos la importancia de la salud mental.