El iPhone 4, lanzado hace tres años es el terminal más popular entre las personas que usaban un teléfono móvil "normal" o un feature phone y deciden cambiar a un smartphone por primera vez. Esto de acuerdo a un informe hecho por Kantar Worldpanel.

El estudio también muestra que la cuota de mercado de Apple en venta de dispositivos móviles dentro de Estados Unidos se ha incrementado a 43,4% durante el periodo de tres meses que acabó el pasado 13 de julio. Una cifra y un crecimiento bastante sorprendentes considerando que:

  1. El mismo periodo de tres meses de 2012 la cuota de Apple era de 35,6%.
  2. Apple no ha lanzado dispositivos nuevos en casi un año.
  3. La compañía, de hecho, está a punto de lanzar nuevos modelos de smartphones el próximo 10 de septiembre.

Esto prueba que la estrategia posicionamiento de marca, el enfoque en una sola línea de producto y el énfasis en la calidad de los dispositivos y el funcionamiento del sistema operativo son muchísimo más poderosos que las técnicas del marketing hasta en la sopa o del «tenemos que lanzar 40 modelos diferentes para saturar el mercado», muy populares entre algunos de los competidores más fuertes como Samsung.

¿Un terminal lanzado hace tres años, que no tiene una pantalla inmensa, que no tiene 4G, que no tiene cuatrocientos cincuenta megapixeles, que no tiene un sistema operativo que es libre como argumento de venta, es el más vendido entre aquellas personas que eligen un smartphone por primera vez? ¿Cómo es eso posible?

Es parte de un hecho que gran parte del sector del periodismo especializado, geeks y nerds no son capaces de ver y sobre todo no son capaces de aceptar las características técnicas en el mundo post-PC cada día son más irrelevantes. Mientras que las posibilidades de simplificar actividades diarias por medio de una plataforma móvil confiable, actualizable, fluida, fácil de entender, permite elegir entre un gran número de aplicaciones que pueden instalarse fácilmente. "iPhone" es sinónimo de todo lo anterior. Guste o no a los haters, guste o no al periodista especializado que "lleva más de veinte años en esto", guste o no al programador defensor del software libre que "ha hecho esto mucho más tiempo de lo que te imaginas".

¿Se actualizó Android? Sí, pero nunca falta el mensaje críptico.
¿Se actualizó Android? Sí, pero nunca falta el mensaje críptico.

El mercado tecnológico está en un profundo cambio porque se ha masificado y popularizado en niveles muchísimo mayores a todo lo que hemos visto en los últimos 30 años. La penetración en diferentes sectores sociales con poco/nulo interés en lo que es un "microprocesador" es más grande que nunca. Es por eso que hay un énfasis tan grande por parte de Apple en no heredar los errores de la PC en sus iPhones y sus iPads. En no tener que rootear el teléfono e instalar Cyanogenmod para poder actualizar sus dispositivos y acceder a las últimas características del software. A no tener que lidiar con mensajes de error crípticos. A no tener que acceder a una tabla comparativa de características técnicas para entender qué dispositivo hay que comprar.

¿Funciona bien, pero realmente bien? ¿Tiene un precio accesible? Lo compro. Es por eso que el iPhone 4 es tan popular y es por eso que el iPhone 5C será un éxito tal y como lo comentaba días atrás.