A veces bastan los propios artífices de una película para tirar por tierra cualquier tipo de especulación sobre determinada franquicia. Si entre los seguidores de la Star Trek algunos pierden el tiempo discutiendo si van por la decimosegunda o la segunda de lo que claramente es un reboot, otros se lamentan de que el creador de Lost cambiara los dominios de la Federación para instalarse en una galaxia lejana, muy lejana. Menos mal que tenemos a Zachary Quinto para resolver las dudas de unos y consolar a los otros cuando en su comparecencia, el pasado 12 de julio, en la Galway Film Fleadh, comentaba su extraordinaria trayectoria hasta la fecha —que incluye películas como Margin Call y series como 24, Heores y American Horror Story—, y avanzaba que, siempre según sus propias conjeturas, JJ Abrams podría dirigir Star Trek 3, que comenzaría a rodarse antes de lo previsto.

Supongo que Star Trek 3 debería estar rodándose el próximo año. Se va a hacer más rápido que la última. Ese es el plan, aunque nada está confirmado todavía.

J.J. Abrams podría dirigir Star Trek 3

No creo que su precaución se deba a la falta de información, sino a que cualquier tipo de proyecto nunca está realmente confirmado hasta que no comienza su rodaje. Por mucho que J.J. Abrams haya aceptado involucrares en la otra saga galáctica más famosa del cine, Star Wars, no tengo ninguna duda sobre su particular dominio del universo trekkie —a pesar de que no fuera seguidor de la serie—, por lo que celebro que vuelva para una tercera entrega de las aventuras espaciales de la USS Enterprise, así como del enfrentamiento (siempre amistoso) entre Kirk y Spock. Las fabulosos resultados, tanto artísticos como comerciales de Star Trek Into Darkness, hacían imprescindible que continuara al mando del proyecto.

Quisiera hacer hincapié en el hecho de que Quinto se refiere al próximo episodio cinematográfico de la saga como el tercero, porque aunque podemos entender que la saga puede leerse de manera lineal, incluyendo las dos últimas películas dirigidas por J.J. Abrams, me parece más que evidente que estamos ante un fabuloso reboot, cuyo origen se debe, no sólo a la intención de volver a la idea original de Gene Rodenberry, sino en recuperar ese tira y afloja entre razón y sentimiento que liberaban de manera tan fascinante el ser humano y el de vulcano y que se había perdido en las últimas entregas de la saga protagonizadas por Patrick Stewart, que si eran estimulantes lo eran por otros motivos.

J.J. Abrams y George Lucas
(Domingo De Cine)

Habían corrido rumores con respecto a algún tipo de crossover entre ambas sagas galácticas. Si ya de por sí a algunos nos preocupa el uso y abuso que del merchandising se ha realizado, particularmente con la creada por George Lucas, sólo pensar la posibilidad de que un caballero Jedi pretendiera darle alguna lección de algo a Spock nos produce migraña. Por eso nos alivia que, en lo que respecta a Zachary Quinto, no pretende participar en ningún tipo de cruce de este tipo, desmarcándose con una respuesta negativa sin aportar razón ni motivo. Lo que no pudo (o quiso) confirmar o desmentir es si habría o no intención de hacer algo en este sentido. Polémica y esperanza por el futuro de ambas sagas está más que servido, pero, al menos un servidor, se queda mucho más tranquilo con que J.J. Abrams no abandone Star Trek tan pronto como anticipaba.