Sony anuncia de manera oficial que la nueva PlayStation 4 no impondrá control en el mercado de los juegos de segunda mano, dando una clara estocada a una de las características más criticadas de la nueva Xbox One, y recibiendo una ola de aplausos por parte de los asistentes en la E3 2013, a los cuales les ha dicho: "nosotros ponemos al consumidor primero".

Entre un sin fin de juegos anunciados, incluyendo secuelas de grandes franquicias y nuevas IP, sin duda podríamos pensar que estos han sido los mejores anuncios realizados por Sony durante la noche de hoy, en su conferencia de la E3 2013:

  • PlayStation 4 no controla el mercado de segunda mano. Lo que significa que podremos vender, prestar, alquilar, regalar o quedarnos nuestros juegos. Así de simple, y como siempre ha sido (y debe ser).
  • PlayStation 4 no requiere conexión a internet constante o rutinaria para realizar chequeos de ningún tipo. Lo que significa que podremos llevar la PS4 con nosotros a cualquier lugar, sin importarnos si tendremos o no acceso a internet, ya que solamente lo necesitaremos para jugar en línea. Como siempre ha sido (y debe ser).

Solamente debemos recordar que días antes del anuncio de Microsoft durante la E3 2013, hicieron oficial alguna información relacionada a la política de la empresa con ciertas características de Xbox One, incluyendo el control del mercado de juegos usados con restricciones sencillamente absurdas (como que un juego se puede regalar solo una vez y más nunca, y a usuarios de Xbox que tengan al menos 30 días en nuestra lista de contactos o amigos) y que la nueva consola de Microsoft requiere conectarse a internet al menos una vez cada 24 horas para verificar licencias, de no hacerlo, sencillamente dejará de funcionar.

Sony sin lugar a dudas parece haber puesto mucha atención a las críticas que ha recibido Microsoft con respecto a estos anuncios, y se ha alejado todo lo posible de ellos. PlayStation 4 se presenta a sí misma como consumer friendly, ofreciendo apoyo al usuario en esta generación que, hasta ahora, parecía que cambiaría por completo muchos aspectos a los que todo gamer estaba acostumbrado.

Con estas novedades, y el precio inferior al de Xbox One, PlayStation 4 apunta a ser un gran rival en esta nueva generación de consolas.