El aterrizaje de la Curiosity, o mejor dicho el Mars Science Laboratory, el pasado verano generó muchísima expectación y fue uno de los acontecimientos del año 2012, hasta el punto de haber convertido a Marte en el objetivo de los próximos programas de la NASA. Si bien Curiosity es el nombre de este rover controlado en remoto que anda inspeccionando la superficie de Marte, éste no es el primer vehículo de exploración que se mueve por la superficie del Planeta Rojo y, desde el año 2004, el veterano Opportunity lleva 9 años de trabajo de investigación y exploración. En este tiempo, casi sin darnos cuenta, el Opportunity ha batido un récord bastante singular: es el vehículo de la NASA que mayor distancia ha recorrido en superficie fuera del planeta Tierra.

La verdad es que el hito es bastante singular porque, en general, es toda un hito para la ingeniería llevar a Marte un vehículo como el Opportunity y que éste esté operativo alrededor de 9 años y siga funcionando. Teniendo en cuenta cómo se desplazan este tipo de vehículos de exploración (algo que vimos no hace mucho con la Curiosity), es decir, se desplazan siguiendo una serie de órdenes que se han simulado con antelación y que en su suma no implican una gran distancia recorrida; han sido necesarios 9 años de operaciones para que el Opportunity haya sumado un desplazamiento total de 35,76 kilómetros, un récord que alcanzó en el día de ayer.

¿Y quién ostentaba el récord anterior? Hay que remontarse al año 1972 y al programa Apolo para encontrar al equipo que ostentaba la marca anterior. Los astronautas Eugene Cernan y Harrison Schmitt, del Apolo 17, realizaron en su misión de 3 días en la Luna a bordo de un Rover Lunar una travesía de 35,744 kilómetros y, hasta entonces, ésta ha sido la mayor distancia recorrida por un vehículo con ruedas construido por la NASA sobre una superficie fuera de nuestro planeta.

Quizás se pueda pensar que el hito no es para tanto pero, realmente, sí que lo es puesto que hay que tener en cuenta que el vehículo de exploración Opportunity se había diseñado para una misión que duraría unos 90 días marcianos (un 3% más que un día terrestre) y, sin embargo, ahí lleva 9 años funcionando.

Por cierto, es interesante tener en cuenta que estamos hablando de un récord para la NASA y no un récord mundial o, mejor dicho, internacional. Para la NASA sí que es un récord porque el Opportunity ha dejado atrás la cota que marcó la tripulación de Apolo 17 pero el récord internacional sigue sin haberse pulverizado. ¿Y quién ostenta el récord de distancia en un vehículo de ruedas sobre una superficie fuera del planeta Tierra? Desde el año 1973, el honor lo ostenta la antigua Unión Soviética y, más concretamente, el vehículo por control remoto Lunokhod 2 que recorrió 37 kilómetros sobre la superficie de la Luna.