El **Coreper** (Comité de Representantes Permanentes de la Unión Europea) ha dado [su respaldo](http://europa.eu/rapid/press-release_IP-13-316_en.htm) a la estrategia de Open Data en la Comunidad Europea. Esta propuesta, enmarcada **dentro de la Agenda Digital**, permitiría que toda la información generalmente accesible del sector público (es decir, toda aquella que no sea personal) estuviese disponible para ser reutilizada.

De este modo, según [las estimaciones](http://europa.eu/rapid/press-release_IP-11-1524_es.htm) de la Comisión Europea, se podrían aportar a la economía de la UE unos dividendos de unos **40.000 millones de euros al año**. En opinión de este organismo, las administraciones públicas europeas "tienen una auténtica mina de oro de potencial económico sin aprovechar".

No toda esta información se desaprovecha, pues hay [iniciativas interesantes](http://alt1040.com/2012/12/europa-estrena-portal-open-data) de Open Data en la Comunidad Europea, pero en general **la tónica es no sacar todo el partido posible de los datos abiertos**. Afortunadamente, esto podría cambiar pronto, aunque todavía es necesario que el Parlamento Europeo apruebe de forma oficial esta normativa.

> Desarrolladores, programadores, negocios y ciudadanos podrán obtener y reutilizar datos del sector público a un coste inexistente o muy bajo en la mayoría de los casos.

Además, con esta medida se facilitará el acceso a otro tipo de contenido, como los materiales que se pueden encontrar en museos, bibliotecas y archivos nacionales. En opinión de **Neelie Kroes**, vicepresidenta de la Comisión a cargo de la Agenda Digital, abrir estos datos "significa **abrir oportunidades de negocio, crear trabajos y construir comunidades**".

## Datos disponibles y propuestas

Pero, ¿a qué se refiere exactamente la Comisión cuando habla de Open Data? A grandes rasgos, y según recogen en una nota de prensa, a "**los datos no personales producidos, almacenados y recogidos por cuerpos del sector público**". Es decir, información que, en apariencia, puede no parecer tener ningún uso, pero que, como ya ha quedado [demostrado](http://alt1040.com/2013/01/aaron-swartz-open-data-investigacion), en la práctica, es básico. Es más, según diversos estudios, el acceso puede llegar a suponer un incremento de la actividad económica de miles de millones de euros al año.

En cuanto a las propuestas, tal vez la más destacable sea la de crear "**un auténtico derecho**" a reutilizar la información pública. Asimismo, como hemos visto, se pretende expandir la información a la disponible en museos, bibliotecas y archivos. Los datos deberán estar en formatos de uso común y ser legibles.

Por otro lado, **se regulará el precio máximo** que se podrá poner al acceso a estos datos, que nunca será mayor que "el coste marginal de reproducción, suministro y difusión" de dicha información. En casos **excepcionales** se podrá cobrar el coste completo de la recuperación, aunque, a efectos prácticos, la mayoría de los datos se facilitará de forma gratuita o a un precio muy bajo. También se obligará a los estados a que sean **más transparentes** en este sentido.

La propuesta todavía ha de ser aprobada por el Parlamento, pero, en principio, esto es un paso **meramente burocrático**. No obstante, esto no significa necesariamente que estemos cerca de ver un futuro Open Data en la Comunidad Europea. Para ello es necesario que los estados **comprendan la importancia que tiene el acceso a los datos abiertos** y se esfuercen por facilitarlo. Hasta entonces, estas propuestas están condenadas a no ser más que buenas intenciones.