Blizzard ha presentado hoy Hearthstone: Heroes of Warcraft, un juego que se aleja de lo que conocíamos de Blizzard y nos presenta una incursión en el mundo Free To Play. Los juegos Free To Play son, como su nombre indica, gratuitos. No pagaremos nada por descargarlos ni por jugar pero como siempre hay una contrapartida y es que en estos juegos se ha de pagar por elementos optativos. Lo de optativos es un decir ya que a veces podremos jugar con tranquilidad y solo pagar por mejores ítems y en otros juegos que llevan asociados un contador de tiempo pagaremos por acelerarlo.

Aunque no es un fenómeno nuevo sí que parece que en los últimos meses se ha consolidado como un modelo muy válido. Tanto que como en el caso de Blizzard, compañías de las tradicionales, de las de hacer grandes juegos con mucho presupuesto, están dedicando parte de sus recursos a hacer juegos más casuales o más rápidos en los que pagaremos de forma opcional.

free to play 3

Lo que sí que es cierto es que de momento el mercado no está del todo maduro. Por suerte la época de Zynga y los juegos de granjas de Facebook ya pasó a la historia y hemos evolucionado un poco, pero aún estamos en ese punto en el que muchas de las grandes compañías no le acaban de ver el gancho y sobre todo, mucha parte del público no sabe que existen este tipo de juegos. En cuanto a calidad de la oferta hemos avanzado bastante y hoy en día podemos encontrar juegos como Blacklight Retribution, World Of Tanks, PlanetSide 2 o Real Racing 3, los cuales no tienen nada que envidiar a juegos punteros de sus respectivas plataformas.

El caso de Real Racing 3 es significativo ya que después de 2 entregas poniendo al límite el hardware existente en móviles, Firemonkeys decidió sacar un juego puntero en gráficos y experiencia de juego, pero de manera gratuita, con un sistema que permitía jugar bastante rato pero que penalizaba la mala conducción y los daños de nuestro vehículo. Este sistema me pareció muy acertado ya que promovía la destreza del jugador y con ello permitía jugarles más tiempo seguido.Las compañías deben ofrecer productos de calidad y no buscar solo el beneficio fácil

Con la presentación de hoy de Blizzard tenemos una de las grandes compañías dedicando a un equipo más pequeño en hacer un juego que captura la esencia de Warcraft y que nos deja jugar de manera gratuita. No es novedoso ni por el juego ni por el sistema de pago sino por el hecho de que una gran compañía dedique una pequeña parte de sus recursos (el equipo ha sido de 15 personas) a un juego en el que si lo hacen bien les puede dar muchos ingresos. EA ya lo ha estado probando distribuyendo el mencionado Real Racing 3 o con Battlefield Heroes así que hace falta que más compañías se lancen a la piscina, ya que las ganancias potenciales son muy altas.

Pero es que ese es el problema que puede ocurrir. Sí que hemos oído de muchas compañías que tienen mucho éxito con un juego Free To Play pero hay que saber hacerlo y es muy posible que los grandes estudios vean este modelo de juego como la panacea y empiecen a inundar el mercado con títulos de dudosa calidad o con mecánicas de pago mal implementadas. Es por ello que necesitamos juegos que funcionen muy bien, pero también tendremos que poner la lupa sobre los que pasan sin pena ni gloria para analizar que es lo que no ha funcionado.

free to play 2

Nos encontramos en ese punto en el que con un poco de empuje todos podremos salir beneficiados. Los usuarios tendremos juegos gratuitos de calidad y las compañías obtendrán ingresos de maneras más diversas. Solo hace falta ponerle un poco de dedicación y lanzar productos que no entorpezcan la experiencia de usuario de manera innecesaria. Si se lanzan títulos con la única finalidad de que sean gratis para combatir la piratería no iremos a ningún sitio. Eso tendrá que ser el efecto colateral. Un juego gratis en el cual la gente estará encantada de hacer micropagos porque les encanta el juego en sí.

Por último hay que hablar de las plataformas. Mientras que el mercado del PC está bien dotado de títulos Free To Play que cuentan con mucha calidad creo que este modelo de juego no despegará y se tomará en serio hasta que no se lancen títulos destacables en consolas, que al fin y al cabo es donde encontramos la mayor parte de gamers. ¿Estaría bien que en la próxima generación pudiéramos comprar una consola y que no hiciera falta gastar ni un céntimo en juegos? A mí es un panorama que no me desagrada ya que aunque el modelo tradicional tiene sus ventajas para los que pasan muchas horas y exprimen los juegos, el modelo Free To Play te da la opción de tener más variedad y de poder probar cosas diferentes.

Así pues, esperemos que como ha hecho Blizzard hoy más empresas se lancen a la piscina con productos de calidad, para que este modelo pueda despegar definitivamente.