¿Querías ser astronauta de niño? Todavía no es tarde para darte la oportunidad de experimentar la microgravedad por unos instantes como lo hacen los profesionales de las Agencias Espaciales de todo el mundo. Varias compañías ofrecen llevarte a la frontera del espacio en un vuelo único por un relativamente módico precio. ¿Ya comenzaron a romper sus alcancías?

La aventura de sus vidas podría ocurrir durante esta década cuando al menos 3 compañías comiencen a ofrecer vuelos sub-orbitales de forma regular. Un vuelo suborbital es aquel en la que un vehículo sobrepasa la Línea de Kármán (100 km de altitud) pero su trayectoria interseca a la atmósfera y es incapaz de completar una órbita a nuestro planeta. ¿Astronautas? Sí, serían ustedes considerados como astronautas comerciales ya que de acuerdo a la Federación Internacional de Aviación cualquier persona que sobrepasa la Línea de Kármán es un astronauta.

En 1961, **Alan Shepard** y **Virgil “Gus” Grissom** se convirtieron en los dos primeros seres humanos en estar en un vehículo que tuvo una trayectoria de vuelo suborbital en sus misiones Mercury-Redstone 3 y 4. Hasta antes del 2004 sólo otros tres astronautas estuvieron en vuelos suborbitales: **Joseph A. Walker** en 2 vuelos de su vehículo experimental X-15 construído por North American y los cosmonautas **Lazarev** y **Makarov** después de que la misión Soyouz 18a falló durante el despegue.

Con la introducción del X Prize en 1996 (después conocido como el Ansari X Prize) de **X Prize Foundation**, se revolucionó la idea de ofrecer vuelos sub-orbitales. La competencia ofrecía un premio de $10 millones de dólares para la primer compañía no gubernamental, que lanzara al espacio un vehículo reutilizable dos veces en un lapso de dos semanas. El ganador fue ScaledComposites con su SpaceShipOne que ha logró llegar al espacio en tres ocasiones en 2004.

El magnate británico **Richard Branson** del **Virgin Group** vio una excelente oportunidad de negocios en los vuelos suborbitales y en colaboración con Scaled Composites fundó Virgin Galactic, una empresa que se dedicaría al comercio espacial en primera instancia con vuelos suborbitales y después, si existía éxito comercial, turismo orbital. En 2005 comenzó a vender asientos en sus vuelos suborbitales que prometían comenzarían en 2009 pero después de varios retrasos en su desarrollo y periodo de pruebas estimaban que comenzarían a volar en 2011 y ahora se cree que podrán volar en 2015. Hasta mayo de 2012 la compañía ha vendido unos 550 boletos para sus vuelos con un costo de $200,000 dólares por lugar.

Su nave suborbital, la SpaceShipTwo (Scaled Composites Model 339) tiene la capacidad de llevar a 6 pasajeros a una altura de entre 103 y 112 km de altitud después de un impulso de su cohete de 80 segundos. Despegando de su base en Spaceport America en el desierto de Mohave, la SpaceShipTwo subirá hasta 12 km de altitud en su nave nodriza la WhiteKnightTwo (VMS Eve) donde se separará y comenzará a subir de forma vertical gracias a la propulsión de su cohete de propulsión híbrida. Posteriormente tendrá un vuelo parabólico con una caída controlada en espiral de poco más de 3 minutos en donde los pasajeros experimentarán la libertad de la microgravedad y una fuerza de hasta 3Gs antes de comenzar una maniobra de aerofrenado que durará 1 minutos hasta cambiar su modo cohete a modo avión. ¿Algo complicado no es así? En honor a la reconocida serie Star Trek Virgin Galactic nombró sus dos primeras naves VSS Enterprise y VSS Voyager, además de ofrecer un vuelo completamente gratis a **William Shatner** el original **Capitán Kirk** en su vuelo inaugural. Shatner declinó volar, a menos que **Virgin Galactic** asegurara que estaría de regreso en una pieza.

Los vuelos suborbitales no son monopolizados por Virgin Galactic. Su principal competidor es Space Expeditions Corp. quienes ofrecen vuelos suborbitales en su nave Lynx diseñada y construida por Xcor Aerospace. Ofrecen sus vuelos suborbitales a un precio, nada despreciable, de $95,000 dólares por asiento además de poder despegar desde la paradisíaca isla de Curaçao. ¿Su principal problema? Lynx todavía no ha comenzado sus pruebas de vuelo y no tienen una fecha para su lanzamiento. Un viejo conocido, Space Adventures Inc, quien en el pasado envió turistas a la Estación Espacial Internacional se unió con Armadillo Aerospace para el desarrollo de un sistema para turismo suborbital. Sin precio ni fecha para ofrecer servicios se postulan como la tercera empresa que ofrecerá vuelos suborbitales. No hay que olvidar el fracaso de la difunta empresa Rocketplane Global quienes ofrecían sus vuelos por $250,000 dólares sin ninguna seguridad de vuelos. En 2007 comenzaron a tener problemas económicos y para 2010 terminaron en bancarrota.

En 2010, la Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos predijo en un estudio que el turismo espacial (orbital y suborbital) podría ser un mercado multimillonario antes del 2030, por lo cual no debería ser extraño comenzar a ver estas empresas probar sus vehículos de manera más constante en los próximos años y ver una feroz competencia por un mercado que podría expandirse a todo el mundo. Virgin Galactic tiene en sus manos la punta de flecha de un mercado que podría ser uno de esos sueños de Ciencia Ficción vuelto realidad. ¿Listos para romper su cochinito para convertirse en astronautas? Yo lo estoy.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.