Lo que vemos en la imagen es obra del telescopio VISTA desde el Paranal Observatory en Chile, una foto de 9 mil millones de píxeles que recoge el centro de la Vía Láctea y que servirá a los astrónomos para desentrañar la compleja historia de la formación estelar en nuestra galaxia.

Vía Láctea

Una imagen que realmente es la conjunción de varias a la vez, un collage que combina miles de tomas separadas para poder crear un fotografía única y espectacular. Para que nos hagamos una idea, la foto contiene hasta 10 veces más el número de estrellas que cualquier intento anterior y con ella se podrán llevar a cabo importantes análisis estadísticos de la Vía Láctea tales como los colores, la temperatura, masa o edades de las diferentes estrellas que la conforman.

Y es que nuestra galaxia, al igual que la mayoría de las galaxias espirales, contiene un núcleo central de estrellas antiguas, con más edad, que podrían ayudar a los científicos a comprender aún mejor la evolución que ha seguido la Vía Láctea. Según los científicos encargados de hacer realidad esta toma:

La imagen nos muestra no sólo el núcleo central de la galaxia y sus estrellas, sino también el gas y el polvo. Estos hacen que se oscurezcan las estrellas centrales haciéndolas más difícil de observar.

Vía Láctea

La segunda imagen es el resultado de la utilización de longitudes de onda infrarrojas sobre la fotografía. Con ello el equipo fue capaz de evitar el gas y el polvo construyendo un nuevo conjunto de datos de estrellas centrales de la Vía Láctea.

Una fotografía histórica de 108.200 x 81.500 píxeles que ocupa la cifra de 24,6 GB.