A pesar de sus más de treinta años de servicio, el telescopio espacial Hubbl,e de la NASA, sigue aportando gran conocimiento sobre el universo en el que vivimos. En esta ocasión, ha capturado una galaxia en la vecindad de nuestra Vía Láctea. Su nombre es LEDA 48062. Se encuentra a unos 30 millones de años luz de distancia, lo que en magnitudes cósmicas se traduce en el vecino del portal de al lado.

La observación de la galaxia LEDA 48062 no es casual. Según comentan los científicos del Hubble en la web del telescopio, forma parte de una iniciativa llamada Every Known Nearby Galaxy (Todas las galaxias cercanas conocidas). Este proyecto planea utilizar al Hubble como radar para estudiar cada una de las galaxias dentro de una distancia de 10 megapársecs, lo que es aproximadamente unos 33 millones de años luz.

«Al conocer nuestro vecindario galáctico, los astrónomos pueden determinar qué tipos de estrellas residen en varias galaxias, y además mapear la estructura local del universo». Así lo explican los científicos del Hubble. Recordemos que el universo cuenta con una estructura filamentosa. En un mapa cuidadosamente armado por un profesor de la Universidad Johns Hopkins ya te la mostrábamos en mayor detalle.

LEDA 48062, una de nuestras vecinas galácticas, captadas por la mirada del Hubble de la NASA

La imagen de la NASA/ESA capturada por el Hubble muestra a LEDA 48062 a la derecha de la imagen. A la izquierda, la forma más definida y brillante pertenece a UC 8603
La imagen de la NASA/ESA capturada por el Hubble muestra a LEDA 48062 a la derecha de la imagen. A la izquierda, la forma más definida y brillante pertenece a UC 8603

Si bien LEDA 48062 se encuentra a una distancia de 30 millones de años luz, podemos ubicarla específicamente en la constelación de Perseo. Desde aquí, se desarrolla su figura tenue y amorfa, siendo la razón de esta figura tan poco definida su naturaleza casi elíptica. Mientras tanto, otros de los cuerpos galácticos que vemos en la imagen del Hubble sí que cuentan con una forma mucho más precisa y brillante.

Un ejemplo de esto es la galaxia lenticular UC 8603, que aparece también en la captura del Hubble. Se trata de otra vecina de nuestra Vía Láctea, aunque con una forma mucho más definida y brillante que la anterior.

En el fondo de la imagen, un salpicado de otros cuerpos galácticos cercanos hacen acto de aparición. A estas se le suman estrellas intergalácticas que forman picos de luz en ciertas partes de la imagen. La zona inferior derecha de la foto tomada por el Hubble es uno de los puntos más claros para observar este efecto.

El estudio galáctico es esencial para entender al universo

Hasta ahora, los astrónomos han logrado identificar cuatro tipos usuales de galaxias. El primero, y donde entra nuestra Vía Láctea, se define como un tipo de galaxias espirales. El segundo tipo, más parecido a LEDA 48062, se podría definir como elíptico. Por su parte, las galaxias lenticulares son aquellas que se encuentran entre una fase elíptica y otra espiral, con una estructura de disco pero sin brazos exteriores.

Mientras tanto, las galaxias irregulares son aquellas que no poseen una forma definida. Son cuerpos que probablemente han sido deformados por otros cuerpos cósmicos, caso muy visto en la fusión de galaxias.

El estudio de las galaxias más cercanas a la Vía Láctea le permite a los científicos recavar información más detallada sobre todos estos tipos de cuerpos galácticos. Instrumentos como el Hubble no solo permiten estudiar su aspecto físico, sino también lo que contienen dentro de ellas, como estrellas, polvo, gas y la misteriosa materia oscura.

Deja un comentario

Participa en la conversación, deja tu comentario