The Shining (El Resplandor) es una película de las que crean escuela, de las que permanecen en la mente del espectador durante años, de las que te producen escalofríos... una obra maestra del género de terror. Room 237 es un documental de corte experimental que plantea una serie de interesantes teorías y preguntas alrededor del film basado en la exitosa novela de Stephen King.

Aquí tenéis el tráiler. Ya véis que el vídeo es bastante críptico, tanto como la película de Kubrick y por eso, a lo largo de los años, los cinéfilos han elaborado multitud de teorías e interpretaciones sobre The Shining. El documental ha sido dirigido por Rodney Ascher y recoge cinco teorías que se afanan en explicar, a través de diferentes recursos, el trabajo del genio.

Ascher consulta al profesor de historia Geoffrey Cocks; a un artista; a Bill Blakemore un veterano periodista norteamericano de televisión; a un dramaturgo y a un amante de las conspiraciones. Ellos analizan detalladamente la película y cada uno aporta un, en muchos casos sorprendente, punto de vista. Para uno The Shining trata sobre el Holocausto; otro ve referencias al exterminio de los nativos americanos; uno encuentra la verdad tras el alunizaje del Apolo 11 – parece ser que Kubrick conspiró con la NASA para simular el acontecimiento -; y otro nos quiere convencer de que la única manera de entender la película es verla simultáneamente proyectada y superpuesta de atrás hacia adelante y del principio al final.

Encuentro la teoría del Apolo 11 de lo más interesante, y aunque todavía no he visto el documental, descubro que la idea surge del cineasta y escritor Jay Weidner. En una escena de la película se ve a Danny jugando con cohetes en el suelo, sobre una alfombra. Está sentada dentro de un dibujo con forma hexagonal, según parece la plataforma de lanzamiento del Apolo 11 tenía la misma forma. En un momento dado el niño se levanta, se aprecia así que en el cohete pone Apolo 11. Con el cohete en la mano, Danny camina hacia la temida habitación 237. Weidner explica que a los escolares de la década de los sesenta se les enseñó que la distancia entre la Tierra y el satélite lunar era de 237.000 millas. ¿Qué os parece la teoría?

El documental busca la subjetividad, el director no cree estar en posesión de la verdad definitiva sobre la película, lo que busca es dotar de perspectiva la discusión cinéfila aportando nuevas (re)interpretaciones, sentidos, ángulos y curiosidades. El debate continúa, Room 237 no da respuestas pero ayuda a formular preguntas acerca de las auténticas motivaciones de Kubrick para realizar y montar el film tal y como lo hizo. Un documental hecho por, con y para amantes del cine, de la película y del director.

Mantente alejado de la habitación 237 del hotel Overlook, ese es el consejo que Dick Hallorann le da a Jack Torrance. No es casualidad que el título del documental haga alusión a ese espacio y es que en The Shining el juego geométrico de los espacios y la decoración – el patrón de la alfombra- es fundamental, del mismo modo los diálogos entre los personajes y sus ropas, esconden, o eso dicen, códigos que hay que desencriptar para revelar mensajes ocultos por Kubrick.