La evolución a los captchas que conocemos hasta ahora ha llegado. Activistas suecos por los derechos humanos han desarrollado uno nuevo que hace uso de la **empatía humana**, tanto para detectar humanos frente a bots, así como para servir de barrera contra homófobos, xenófobos, etc.

Desde [Nerdcore](http://www.crackajack.de/2012/10/06/empathy-captcha-vs-homophobes-keeps-out-bots-trolls-idiots/) nos llega este captcha, que hace preguntas en las que cuestiona no sólo la capacidad del ser humano para comprenderlas y responder, sino también de **elegir la alternativa adecuada en base al respeto de los derechos humanos**. Así, la doble función de este captcha es evidente. Por un lado, dejar de lado a los bots que son incapaces de comprender -de momento- este tipo de información y acertar con la respuesta. Por el otro, impedir el acceso a quien no muestre una respuesta mínimamente adecuada.

Además, también se plantea su **función pedagógica** (falta por conocer el grado de efectividad de una medida así en adultos), obligando a quien quiera entrar al sitio a elegir una respuesta adecuada. Por ejemplo, tal y como figura en la imagen superior, escogiendo la respuesta *Molesto* al ser preguntado por cómo se siente al enterarse de que un ministro albanés insta a golpear a los homosexuales.

Podéis encontrar más información sobre este captcha, así como empezar a trabajar con sus librerías, en su [web oficial](http://captcha.civilrightsdefenders.org).

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.