Otto Octavius o, mejor dicho, el Doctor Octopus, es uno de los villanos más conocidos del universo Marvel, donde es uno de los enemigos a los que se enfrenta Spiderman. El Doctor Octopus era un científico que usaba para trabajar con un exoesqueleto mecánico con unos brazos que, tras un accidente, se fundieron con su cuerpo. Aunque el Doctor Octopus es un personaje del mundo de cómic, los exoesqueletos son una realidad y se utilizan en el campo de la medicina, la exploración espacial o en el ámbito militar con la idea de devolver la movilidad a personas que sufran parálisis o permitir a las personas cargar con mayor peso y dotarlas, por tanto, de más fuerza. En el MIT, un equipo de investigadores también está trabajando en un exoesqueleto que parece acercarnos un poco al Doctor Octopus puesto que, según publica NewScientist, trabajan en el desarrollo de un par de brazos robot que, al igual que el enemigo de Spiderman, podamos acoplarnos para que nos ayude a realizar tareas en las que necesitemos "algo más de fuerza".

Doctor Octopus

La idea de Federico Parietti y Harry Asada, la pareja de investigadores del MIT, consiste en un par de brazos que podríamos acoplar a la altura de nuestras caderas gracias a un dispositivo que nos colocaríamos a modo de mochila (donde residiría todo el sistema), es decir, una imagen muy similar al sistema que usaba Octavius con la salvedad que su objetivo es ayudar a operarios de fábricas.

¿Ayudar a operarios de fábricas? Al igual que hemos visto con los exoesqueletos, por ejemplo, militares; este tipo de dispositivos se utilizan para proporcionar capacidades adicionales a la persona que los usa, por ejemplo, la capacidad de levantar objetos extremadamente pesados o cargar con ellos y, precisamente, son esas las funciones a cubrir con estos brazos "de apoyo" que, además, podrían usarse para realizar trabajos manuales que impliquen cierto riesgo (como manejar herramientas de corte).

El funcionamiento, lógicamente, no puede ser autónomo así que los investigadores trabajan en un proceso de aprendizaje para que, a partir de la captura de los movimientos a realizar por una persona, se procesen las imágenes y se transformen en las pautas que siga el robot (cómo atrapar una herramienta, a qué distancia usarla, cómo se usa, etc). De esta forma, cuando un operario se acerque a la cadena de montaje, el brazo podría coger la herramienta y trabajar, eso sí, bajo el control del mismo operario (que también comandaría el sistema).

Una investigación bastante interesante de la que me encantaría poder ver los resultados o algún prototipo en funcionamiento.