El pasado viernes dedicamos unos minutos a hablar de Kim Dotcom, el fundador de Megaupload, y la campaña que había iniciado (videoclip incluido) en contra de la reelección del Presidente Obama por haberse visto su política influenciada por las presiones de la industria del entretenimiento de Estados Unidos (principal promotora del cierre de Megaupload y que, precisamente, ha puesto una demanda millonaria contra Dotcom). Tras acusar abiertamente a Hollywood, la respuesta desde la industria no se ha hecho esperar y, como respuesta a la publicación de una carta abierta a la industria, firmada por el gestor de Megaupload; Bruce Leddy, guionista y director de series de TV (Cougar Town, por ejemplo) ha decidido publicar una carta de respuesta en la que arremete contra Dotcom, su modelo de negocio y su ostentosa vida.

Bruce Leddy, guionista y director de series de TV como Cougar Town, ha decidido publicar una carta en The Hollywood Reporter para cuestionar las declaraciones de Kim Dotcom y ponerla en contraposición con su estilo de vida y el dinero que, según Leddy, ha amasado "gracias al trabajo de otros":

Soy un trabajador corriente de Hollywood y no tengo amigos multimillonarios con mansiones y coches Rolls-Royce, por tanto, que nos hagamos amigos podría convertirme en alguien mucho más interesante [...] Estoy preocupado por sus activos. Mientras usted está bajo arresto domiciliario, ¿quién cuida de su mansión y todos los coches que fueron comprados con las ganancias que ha amasado gracias a publicar las películas de Hollywood y programas de TV en Internet? El polvo se acumula rápidamente en los helicópteros, ¡tenga cuidado!

En un tono bastante irónico, este guionista y director hace un repaso por algunos de los "excesos" y "lujos" que han protagonizado la vida de Kim Dotcom: coches de lujo, su mansión, viajes, fiestas, aviones privados, etc. ¿Y por qué este ataque? Dotcom siempre ha apuntado que la industria de Hollywood está detrás de todo lo acontecido, es decir, el cierre de Megaupload (operación del FBI y colaboracionismo de las autoridades de Nueva Zelanda); sin embargo, el punto de vista de este representante de la industria es muy distinto y ve el modelo de negocio de Megaupload dentro del oportunismo del que hace negocio a costa del trabajo de otros:

Hey, dado que estás bajo arresto domiciliario y no vas a poder salir en un tiempo, ¿te importa mucho si cojo prestado alguno de tus coches de lujo? Es decir, si lo piensas, en el fondo nos pertenecen a los guionistas, productores, directores, actores y toda la gente que trabaja duro día a día para hacer películas y series de TV y que no son tan listas como usted que es el que amasa grandes cantidades de dinero poniendo en Internet los productos de otros. [...] Hollywood debe estar en la edad de las tinieblas. En el futuro, cualquiera debería ser como Megaupload: libres de ganar dinero gracias a lo que otros hacen, crean o escriben... Estoy cansado de hacer el tonto escribiendo y dirigiendo cosas para obtener un salario decente cuando podría compartir el trabajo de otras personas a través de Internet y amasar grandes cantidades de dinero. Así que, para igualar las cosas, he decidido comenzar a vender todos sus bienes en eBay, comenzando por su colección de coches de lujo. Ese Mercedes Brabus SV12 pagaría fácilmente la matrícula de la universidad de mis hijos. Lógicamente sus bienes no me pertenecen pero si puedo encontrar un país en el que me pueda apropiar de sus cosas, viviré a lo grande

La verdad es que las declaraciones de este guionista entran dentro de lo que cualquiera podría esperar y, bajo mi punto de vista, es una prueba de lo anquilosado que está el modelo de negocio de la industria y su resistencia a aceptar que las reglas del juego están cambiando o, al menos, éstas deberían cambiar y adaptarse a los nuevos medios digitales.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.