La robótica es una rama de la ingeniería que tiene aplicación en cada vez más campos y aunque, quizás, nos pueda venir a la cabeza de robots con forma humana como ASIMO o PETMAN, también están presentes en coches como el de Google, cadenas de producción o, incluso, en hospitales y centros de rehabilitación. A pesar de que cada vez están más extendidos, las aplicaciones de la robótica al ámbito militar siguen siendo uno de los ámbitos de aplicación que más llama la atención y, la verdad, que no es para menos porque cada vez son más las líneas de trabajo que persiguen desarrollar robots que puedan ayudar a los soldados o, directamente, sustituirlos en el campo de batalla. La última de las noticias en este sentido la hemos conocido en Japón, donde una de las principales fuerzas de la oposición ha anunciado sus planes para que se aborde la construcción de robots gigantes para dotar al ejército del país.

Esta singular noticia surgió en medio de un debate político retransmitido por Internet y donde participaban algunos miembros del Partido Liberal Democrático (PLD), un partido de centro-derecha que estuvo gobernando en Japón hasta el año 2009. Durante el debate, los dos representantes del partido (el Vicrepresidente y el antiguo Secretario General) anunciaron que el partido consideraba seriamente proponer la construcción de robots gigantes para dotar al ejército. ¿Robots gigantes? La noticia poco menos que es sorprendente (aunque no es la primera vez que surge en Japón una idea así), sobre todo si tenemos en cuenta que la idea es dotar al ejército con estas máquinas y, además, no tienen en mente un robot cualquiera sino que estarían dispuestos a construir el Gundam de Yoshiyuki Tomino.

Este loco anuncio realizado por el partido de la oposición parece más un golpe de efecto populista más que otra cosa pero, aún así, la repercusión del anuncio está siendo bastante grande. ¿Y por qué proponer la construcción de robots de combate? Esta idea sacada de Gundam, Mazinger Z o The Super Dimension Fortress Macross tendría el objetivo de equipar al país con una serie de robots con los que, por ejemplo, poder acometer tareas de limpieza tras un accidente nuclear (apelando a la memoria con el accidente de la central de Fukushima). Lógicamente, la polémica del país está servida y en muchos foros, como es lógico, están apelando a la razón y apuntan a que el anuncio no tiene sentido alguno y aunque se podría esperar el apoyo de esta tesis, también han salido voces que apuntan a que la idea tendría bastante sentido.

De todas formas parece claro que este anuncio ha sido más una maniobra para captar la atención (algo que han conseguido), pero aún así, existen entidades que trabajan en el desarrollo de robots para equipar a las fuerzas armadas. DARPA, por ejemplo, trabaja en algunos proyectos que van en esta línea, como Avatar, SAFFiR o AlphaDog, ejemplos que acercan los robots a la filas militares cada vez más.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.