El mundo de los partidos es un mundo plano, no esférico. Tiene lados, no volúmen: izquierda o derecha. La única dimensión es el poder y se protege por medio del miedo, la incertidumbre y la decepción (FUD) para confundir a la sociedad. La semana pasada salió a luz una muestra del tipo de mentalidad que incentiva el partidismo, incluso en las nuevas generaciones.

Como si no fuera bastante vergonzoso el númerito de Generación MX, con ustedes, el lado izquierdo del FUD paraciudadano.

La suciedad de las campañas electorales en México no excluye a “la izquierda”, ya que el problema es la forma en la cual opera el partidismo y lo cual pugna por el control del poder por parte de un grupo y no, por la distribución real del poder político. Estamos muy lejos aún de una democracia líquida, en donde las decisiones representen la voluntad de los ciudadanos o participantes en un proyecto político institucional.

Una pequeña muestra de qué tan lejos estamos de eso es el caso de Saúl Alvídrez y quien organizó el pasado fin de semana en la Ciudad de México un concierto a nombre del movimiento estudiantil #yosoy132, sin la autorización de las asambleas estudiantiles. El fin de semana la cuenta de @masde131, la célula estudiantil de la Ibero tuiteaba que ellos no habían organizado el concierto. Esto me pareció muy raro y dentro del estilo deslindocrático de los candidatos presidenciales y sus partidos.

Sin embargo tenían toda la razón de hacerlo. El día de ayer los voceros temporales de las asambleas de #yosoy132 dieron una pertinente conferencia de prensa en la cual declararon que cualquier integrante que pone por encima sus intereses partidistas por encima de los objetivos del movimiento esta automáticamente fuera del movimiento.

Ante las declaraciones de Manuel Cosío y Saúl Alvídrez, publicadas en redes sociales y algunos medios, el movimiento #YoSoy132 niega categóricamente que éstos hablen a nombre del movimiento, puesto que uno de los principios resolutivos de la asamblea general es el apartidismo, y si alguien busca realizar proselitismo o encontrar financiamiento a través de partidos políticos, en contradicción con dicho principio quedan fuera del movimiento.

#YoSoy132 se deslinda por completo de las acusaciones de toda persona que afirme una relación directa entre el movimiento y cualquier partido político.

Conferencia de prensa:

Los voceros de la Asamblea 132 informaron que tanto Rodrigo Ocampo de Generación MX, Manuel Cosío y Saúl Alvídrez no representaban de ninguna forma a #yosoy132. En la conferencia de prensa y en el programa de Carmen Aristegui, el movimiento confirmó que el concierto del sábado no fue organizado por ellos y que Saúl Alvrídez lo realizó sin autorización de las asambleas estudiantiles.

Alvídrez, en sus palabras, pertenece a un grupo que forman "los güeyes más v****s de México" de la "izquierda más pesada" -- como él los describe -- y se declara obradorsista. Cosío es priísta -- específicamente, colaborador Emiliano Salinas, (hijo de Carlos Salinas de Gortari) de acuerdo a información de la Revista Proceso -- ; y de Generación MX ya no hay más que decir. Partidos, partidos y más partidos.

En la mañana de ayer, antes de la conferencia de prensa, Rodrigo Serrano de la Ibero denunció la situación con Alvídrez en el programa de Carmen Aristegui, y en donde además explotó la noticia de que un personaje llamado Manuel Cosío presentaba "pruebas" que fundamentaban su muy particular visión de que #yosoy132 era manipulado por López Obrador. Como ya es clásico en la guerra bananera electoral, sus declaraciones surgieron vía una --sucia-- página (yosoy132.mx) dedicada a balconear a Alvídrez, por medio de grabaciones obtenidas de forma claramente ilegal.

Dicha página es una basura que contiene basura, incluyendo las palabras de Alvídrez, quien parece ser un joven que cree que el influyentismo se vale por ser de izquierda. No dudo que se manipularán los audios, pero sí no juegas limpio, ¿a lo mejor te pueden jugar sucio?

Todo parece indicar que Alvídrez y Cosío están en medio de un escándalo marca partido político y si el propósito era dañar a #yosoy132, fallaron nuevamente. La conversación entre ellos en Twitter es en realidad devastadora, se expresan como políticos de hueso colorado, no como ciudadanos amateurs en lo absoluto.

Los videos que subió Cosío a YouTube están en este blog, que por cierto no está relacionado con el movimiento estudiantil de ninguna forma; únicamente usa su nombre para manipular y sembrar FUD en nombre de una causa honesta que no se merece esto.

La respuesta de Alvídrez:

Saquen sus conclusiones.

La marca #yosoy132

Casualmente la única parte de la propiedad intelectual que me parece que tiene sentido son las marcas. Es un buen mecanismo para distinguir productos. Pero registrar una marca para controlar la forma en la cual puede ser usada una idea — que en este caso es simplemente la expresión de la indignación ante un asqueroso sistema político — es oportunismo.

Un movimiento social no es un producto ni un servicio, su distinción depende de su legitimidad, no de marcas registradas.

Risas grabadas...

Cabe mencionar que la marca no esta aún registrada, estos documentos son una solicitud y el IMPI tendrá que decidir sí otorga o no la marca. De cualquier manera el simple hecho de que Alvídrez crea que la propiedad intelectual es un mecanismo de protección política, es asqueroso.

Claramente algunos tienen otra idea de lo que significa un movimiento social que pugnan por un juego democrático limpio, autónomo y que opere fuera de las estructuras de poder tradicionales y caducas. La solicitud de registro de Yo soy 132 como marca, es la prueba más clara de que Alvídrez tiene un chip instalado, distinto al del movimiento #yosoy132.

La Asamblea Yo soy 132

No vale la pena perder tiempo en la paraciudadanía, estos sucesos son una (otra) decepción total. El punto de toda esta situación es que decepcionante que jóvenes que supuestamente quieren un cambio se comporten como los tiranousarios Rex que son los políticos. Sin embargo, tengamos claro que ellos no pertenecen ni representan al movimiento #yosoy132.

Toda esta situación de ataques e infiltración es de corte puramente partidista.. El poder les tiene miedo a los estudiantes, a la democracia, a la honestidad. Será difícil filtrar todo esta basura a 15 días de la elección, pero habrá que sacar las antenas para poder separar la partidocracia de la democracia. Los jóvenes de #yosoy132 se merecen todo nuestro apoyo y las acciones de un jóven amlosista no significa que López Obrador este detrás de todo el movimiento. Tampoco significa que los estudiantes no puedan tener afiliaciones y preferencias políticas, pero solo quienes no actúan de forma democrática no podrán manejarlo de forma honesta dentro del movimiento #yosoy132.

Afortunadamente las asambleas estudiantiles están dispuestas a mantenerse limpias y denunciar estas patéticas acciones.

Para los interesados en lo político más allá de lo electorero y las posibilidades que Yo soy132 ofrece para superar las elementales ideas en torno a la democracia, les recomiendo seguir en Twitter para estar informados a:

La única página oficial del movimiento estudiantil y sus asambleas es: yosoy132media.org

El día de hoy no se pierdan el debate con los candidatos presidenciales organizado por el movimiento estudiantil autónomo, apartidista y horizontal: Yo soy 132.

Por cierto, el festival organizado por las asambleas esta recolectando donaciones via crowdfunding, para apoyarlos visiten: FESTIVAL132.mx

Nota personal

Por mi parte: es un placer no estar con ningún partido. El FUD electoral, señoras y señores, nunca no nos hará libres.

#yosoy132

Imagen: Javiermot