Hace mucho tiempo, un inventor vivía en esa mansión. Inventaba muchísimas cosas.
Un día, creó a un hombre. Y le dio entrañas, un corazón, un cerebro. Todo. Bueno, casi todo…

1990, tras Beetlejuice y Batman, Tim Burton se dispone a rodar una de las películas más personales y mágicas en su filmografía. Si el trabajo del director es reconocido por esa primera etapa con una estética tan particular, llena de piezas extremas, surrealistas y algo oscuras, la película que hoy repasamos podría ser perfectamente el principio del fin de su época dorada. Posiblemente lo mejor que haya escrito y dirigido el cineasta californiano, la década de los 90 se iniciaba con el estreno una obra maestra del cine, Edward Scissorhands.

Sería la primera de una larga carrera junto a su actor fetiche, Johnny Deep. Una película que Burton escribió junto a Caroline Thompson narrando la historia de Edward, el cuento de Frankenstein bajo la mirada del director de Beetlejuice.

Esa mirada oscura, de estética tan personal, narraba un cuento emotivo desde el romanticismo según Burton. Inocencia de un protagonista que no conocía el amor, plagado de muchos de las señas de identidad del director, con una gran variedad de composiciones visuales, con la utilización del color o las texturas al límite. Pero sobre todo con el cuento más emotivo, triste y conmovedor que jamás escribió.

Una maravilla visual y clásico moderno que se estrenó en las salas de cine en 1990, hace 22 años, más de dos décadas para filmar una de las tres grandes obras que en mi opinión tiene Burton (junto a The Nightmare Before Christmas y Ed Wood). Una cinta única cuya historia comenzaba con la siguiente sinopsis…

Durante una noche de Navidad, una anciana le cuenta a su nieta la historia de Eduardo Manostijeras , un muchacho creado por un extravagante inventor que no pudo acabar su obra, dejando al joven con cuchillas en lugar de dedos…

  • La película es considerada como una autobiografía de Burton en lo que se refiere a su infancia en los suburbios en California.
  • El filme, rodado en Florida, fue la última actuación de Vincent Price antes de fallecer.
  • Burton, enamorado del trabajo de Price en el cine, le pidió que hiciera el papel del inventor.
  • Aunque pudiera parecer lo contrario, ese rodaje en Florida tuvo lugar en una comunidad real sin apenas cambios a excepción de los colores utilizados para las fachadas.
  • No sólo Frankenstein, el mismo director ha comentado que la obra alude también al clásico de Disney, Pinocho, la Bella y la Bestia o el Fantasma de la Ópera de Lloyd Webber. Criaturas creadas por el hombre que luchan por sobrevivir en la sociedad o amores imposibles.

  • Muchas críticas apuntan a una interpretación diferente a la de la historia de amor eterna. Edward pasaría por ser el reflejo de los artistas románticos, siendo sus "manos"el romanticismo que pasa de la curiosidad y belleza del hombre a la burla y enemigo de todos.
  • Aunque la primera elección para el papel de Edward siempre fue Depp, a los estudios no acababa de convencerle, razón por la cual Burton llegó a reunirse con Tom Cruise e incluso Michael Jackson.
  • Uno de los making of que han salido en los diferentes formatos:

  • Robert Downey Jr., Jim Carrey o William Hurt también llegaron a entrevistarse con Burton para el papel de Edward.
  • Incluso los Simpsons llegaron a parodiar el filme en el capítulo Hommer Scissorhands.
  • Johnny Deep tuvo que perder más de 11 kilos para el papel de Edward.
  • Nick Carter, quien fuera en el tiempo miembro de los Backstreet Boys, realiza una pequeña aparición. Es el joven que salta cuando Edward está en el coche.
  • La idea de la película partió de un pequeño dibujo que Burton hizo en su adolescencia.
  • El primer borrador de la obra fue escrito para un musical, finalmente Burton se decidió por una obra al uso.
  • El papel de Edward interpretado por Depp contiene únicamente 195 palabras.

  • En palabras del propio Danny Elfman, la composición del filme es su favorita.
  • Burton comentó con el tiempo que había acudido a Robert Smith, de The Cure, para hacer la banda sonora. Smith lo tuvo que rechazar al encontrarse en ese momento grabando un disco, momento en el que Elfman se hizo con los mandos de la banda sonora.
  • Winona Ryder se retiró de la grabación del Padrino III para trabajar en el filme, Al parecer fue Depp el que la convenció.
  • Para terminar este pequeño homenaje a esta obra maestra, dos clips. El primero se trata del trailer original de 1990. El segundo es un pequeño tributo con imágenes de la película acompañadas de la pieza de Elfman, The Ice Dance. Que lo disfruten.

Les recuerdo que para el siguiente Retrogeek pueden aportar sugerencias sobre sus películas favoritas. Lo podéis hacer a través de los comentarios o vía mi cuenta de Twitter @iblogblog.

👇 Más en Hipertextual