Lo que vemos en la imagen de la entrada es la representación los sistemas solares que la misión de la NASA Kepler ha descubierto esta semana. Para que nos hagamos una idea del hallazgo, el descubrimiento dobla los exoplanetas verificados por Kepler y triplica el número de sistemas planetarios múltiples.

Y es que han sido hasta 11 nuevos sistema planetarios los descubiertos por la misión Kepler todos ellos alojando a 26 exoplanetas confirmados. Cuentan los astrónomos que estos sistemas ayudarán a comprender cómo se forman los planetas.

A partir de aquí comenzará el estudio de cada uno de ellos. El tamaño varía y podrían llegar a tener hasta 1,5 veces el radio de la Tierra, incluso habrá que determinar cuestiones como la roca y su similitud con nuestro planeta. Doug Hudgins, científico en Kepler explicaba sobre el hallazgo:

Antes de la misión Kepler, se sabía de unos 500 exoplanetas a través de todo el cielo. Ahora, en sólo dos años mirando a un trozo de cielo no mayor que un puño, Kepler ha descubierto más de 60 planetas y más de 2.300 candidatos a planeta. Esto nos dice que nuestra galaxia está positivamente cargado con planetas de todos los tamaños y órbitas.

Lo que la misión Kepler ha identificado son una serie de nuevos sistemas planetarios confirmados que contienen de dos a cinco planetas en tránsito a corta distancia. Sistemas planetarios donde el tirón gravitatorio entre los planetas hace que unos se aceleren y otros tiendan a desacelerarse a lo largo de la órbita. Esta aceleración hace que el período orbital de cada planeta cambie. Kepler detecta este efecto mediante la medición de los cambios o las llamadas Variaciones en Tiempo de Tránsito (TTVs).

No sólo eso, los sistemas planetarios con TTVs se pueden comprobar sin necesidad de extensas observaciones terrestres, lo que acelera la confirmación de los planetas candidatos. La técnica de detección de TTV también aumenta la capacidad de Kepler para confirmar sistemas planetarios alrededor de estrellas más débiles y distantes.

Para Dan Fabrycky, de la Universidad de California:

Cuando cada planeta transita en su estrella, Kepler detecta el tirón gravitatorio de los planetas entre sí, consiguiendo descubrir diez de los sistemas planetarios anunciados.

Jason Steffen, del Fermilab, añadía:

Estas configuraciones ayudan a amplificar las interacciones gravitacionales entre los planetas, de forma similar a cómo mis hijos mueven las piernas en un columpio en el momento adecuado para elevarse.

Por último, los astrónomos indican que de entre los once nuevos sistemas, el que tiene más planetas es el de Kepler 33, estrella más antiguo que el Sol. Sistema que contiene cinco planetas más cercanos a su estrella que la distancia entre Mercurio y el Sol.