Lo que vemos en el vídeo es una de las imágenes más bellas que hemos podido observar a través de Hubble. Se trata de la etapa final del nacimiento de una estrella llamada S106 IR, la explosión violenta de una masa hasta 15 veces más grande que la de nuestro Sol. Un cuerpo asombroso que se encuentra a unos 2 mil años luz de distancia en la constelación Cygnus.

La masa que vemos está formada por una nube de gas y polvo, una estrella a punto de comenzar su madurez, momento en el que pasará a iluminar de manera constante de la misma forma que lo hace nuestro Sol.

Poco antes de que comience este proceso, la NASA nos indica que la estrella liberará un torrente de radiación ultravioleta que llevará un proceso de calentamiento en las nubes circundantes a temperaturas superiores a los 18 mil grados Fahrenheit. Este proceso hace que el gas de hidrógeno se ilumine en azul.

La mayoría de estrellas jóvenes de tamaños similares llevan a cabo una explosión de energía y polvo creando gigantescas alas de mariposa como las que podemos ver en las imágenes. Más tarde, aproximadamente en un millón de años, el objeto pondrá fin a esta etapa de fuerza pasando a convertirse en una estrella gigante.

Con todo, el final de la vida de esta poderosa estrella será aún más violento de lo que vemos en las imágenes. La última etapa dará lugar a una explosión y a la llegada de una supernova que brillará en toda la galaxia.

Foto: NASA

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.