La semana pasada nos enterábamos de que la flota de vehículos aéreos no tripulados de Estados Unidos (UAV) había sido infectada con un virus. Conocidos como Drones, los modelos Predators o Reapers participan en la lucha contra el terrorismo, por lo que su infección suponía un grave problema por los posibles usos que se hicieran de ellos. Pasada una semana, parece que han dado con la el origen de la infección. El virus es el conocido como Mafia Wars Malware y llegó a través de un disco duro portátil infectado que se utiliza habitualmente para robar los inicios de sesión y los datos de contraseñas para jugar al juego online de Zynga. El ridículo no queda ahí, ya que el Pentágono está considerando eliminar los juegos entre los soldados en vista de que no hacen caso a la eliminación de USBs entre las medidas de seguridad.

Una semana han tardado en dar con el virus. En el momento que supo de la infección, el personal técnico de la base de las Fuerzas Aéreas puso sus cinco sentidos ante uno de los sistemas de armamento más críticos de Estados Unidos:

Intentamos eliminarlo pero al final vuelve de nuevo. Creemos que el virus es benigno pero por ahora no sabemos mucho

Lo primero que hay que decir es que no se trata de la primera vez que ocurre algo así. En el año 2008, alguien logró introducir el gusano agent.btz en cientos de miles de ordenadores del departamento y aún hoy siguen desinfectando equipos. Hace dos años fue The Onion el que publicó otro "desagradable" episodio con los mismos protagonistas, Pentágono y discos duros portátiles. En ese momento se supo que se "perdió" un USB que contenía una serie de programas favoritos de la plataforma TeeVee junto a un lote de secretos militares confidenciales. En el verano de 2009 también, las tropas descubrieron en Iraq que los insurgentes tenían material que provenía de los Predators que habían podido interceptar usando un sistema valorado en 26 dólares.

Este verano fue el colectivo LulzSec el que hackeo y puso en tela de juicio la seguridad de las organizaciones más potentes de Estados Unidos. El colectivo logró hackear los sitios webs del gobierno como el Senado o la propia CIA simplemente por diversión. Unas semanas después se conocía a través de una empresa de seguridad que durante al menos cinco años un número elevado de compañías estadounidenses habían sido atacadas, aunque lo peor de la trama fue que el Pentágono no había tenido conocimiento de las prácticas en esos cinco años.

El resultado de todos estos casos fue una serie de normas que intensificaban la seguridad, el Pentágono ordenó una serie de normas en las redes informáticas de la seguridad del país donde los discos duros portátiles estaban prohibidos dentro del Departamento de Defensa. Así lo llegaron a decir:

El Pentágono ha prohibido las unidades USB en las computadoras del Departamento de Defensa debido a la escalada de las amenazas informáticas

Queda claro que este nuevo caso pone de relieve que no todos los miembros lo tenían claro. La aparición del Mafia Wars Malware deja algunas incógnitas aún por resolver. No está claro si el disco duro infectado era de contrabando.

Aunque suene ciertamente ridículo, fuentes de la agencia AP informan que el apego que tienen muchos soldados a los juegos online como Mafia Wars se está convirtiendo en una fuente de preocupación, llegando a considerar ampliar su programa de seguridad cibernética. Según AP, los expertos del Centro de Delitos Cibernéticos de Defensa en el país ampliarán el alcance de las normas incluyendo:

Una vasta extensión de tecnología informática, incluyendo teléfonos móviles, USB, iPads o videojuegos como la Wii de Nintendo

Cuanto menos, sorprendente.