Quería fomentar la creación y distribución de los libros electrónicos. Proporcionar la mayor cantidad de libros en varios formatos como sea posible para el mundo entero, para que los lean en tantos idiomas como sea posible

Michael Hart dijo estas palabras en el 2004 haciendo referencia al Proyecto Gutenberg, su gran obra y legado. El escritor, empresario y filántropo ha muerto en su casa de Illinois a los 64 años dejando tras de sí una obra descomunal, quizá la más grande de la historia de la literatura en la red. Hoy el Proyecto Gutenberg es posiblemente la mayor colección de libros electrónicos gratuitos en el mundo. Una de las grandes obras del ser humano por rescatar y mantener en el tiempo la historia y el conocimiento que comenzó un 4 de julio de 1971.

Hijo de profesores, Hart estudió en la Universidad de Illinois donde se graduó en sólo dos años. Durante ese corto espacio de tiempo, a comienzos de la década de los 70, un amigo le consiguió una cuenta ilimitada en el sistema de la Universidad. Por aquella época el único fin que tenía dicho equipo era el de procesamiento de datos. Daba igual, con el tiempo el hombre comentó que fue en ese momento cuando empezó a comprender que se encontraba conectado a "algo", a una especie de red que hoy llamamos Internet.

El hombre pensó que esa cuenta que le habían dado servía para algo más que cálculos, así que se dispuso a pensar qué hacer con ella. Unos días antes había conseguido una copia de la Declaración de Independencia de Estados Unidos en una tienda, así que se dispuso a escribirla en una máquina de teletipo. Cuando finalizó intentó enviarla a través de un e-mail fracasando en el intentó. Hart entonces dió con la clave. Para evitar que el sistema se cayera, creó el archivo de manera que pudiera ser descargado de forma individual. Sin darse aún cuenta había creado las bases de lo que sería el Proyecto Gutenberg.

Me encontraba en el sitio correcto en el momento indicado, en un lugar en que había más computadoras que gente que supiera que hacer con él. Aquellos sistemas eran una motivación para hacer cualquier cosa que quisiéramos. De alguna manera yo había previsto lo que iba a ocurrir con la red 30 años después. Me imaginaba el envío de la Declaración de Independencia a través de la red a todo el mundo

El resto es parte de la historia. Hoy el Proyecto Gutenberg es un esfuerzo voluntario por digitalizar y archivar la cultura y el fomento de la creación y distribución de los libros electrónicos. Considerada como la biblioteca digital más antigua del mundo, las colecciones que alberga son en su mayoría de dominio público, un formato libre y abierto que se pueda utilizar en cualquier equipo.

Un esfuerzo que actualmente sigue una serie de reglas o características aunque ninguna es definitoria:

  • En la medida de lo posible se intenta que sean textos sin formatos predefinidos.
  • Se incluyen como formatos HTML, EPUB, Plucker, MOBI y PDF
  • La mayoría de escritos se encuentran en inglés
  • El material es añadido al archivo una vez que ha recibido la autorización de la ley de copyright en Estados Unidos. Aún así, sus bases fomentan la libre distribución y reproducción.

Con todo, la muerte del "padre del libro electrónico" dejará tras de sí una huella imborrable. Un hombre que comenzó de puño y letra una obra aún inacabada. Hoy, 40 años después de que comenzara el proyecto, la gran biblioteca de la red contiene miles de libros en cientos de idiomas. Hart siempre le quitó importancia a lo que había conseguido. Ni él mismo se llegó a creer el valor de la iniciativa que había comenzado...

Ni siquiera el mago más grande en el mundo puede sacar un conejo de un sombrero si no hay ya un conejo en él

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.