Quienes somos visitantes asiduos a Starbucks sabemos que cada semana tendremos una canción gratis para descargar en iTunes. Pues ahora también podremos llevarnos una app para iPhone con nuestro café. Starbucks ha anunciado que su programa "Selección de la semana" (Pick of the Week) también dará aplicaciones de pago en promoción especial. Igual que con las tarjetas de canción, las aplicaciones podrán ser descargadas al introducir el código en iTunes o en la App Store.

La primera app que han puesto a la venta es Shazam Encore, un software que subtitula en la pantalla del móvil con la letra de la canción. Lo interesante es que se trata de una app cuyo costo es de $5.99 USD (4,99 € para España o $72 para México); mientras que con las canciones, normalmente se ofrecen títulos iguales o menores a $1.29 USD. Puede ser que se trate sólo de la promoción por lanzamiento, pero cinco o seis dólares me parece un buen tope de precio.

Aunque la música no es ni remotamente su negocio, Starbucks ha sabido capitalizarla como un añadido importante para su marca. En 2007 iniciaron una colaboración con Apple para tener su propia sección dentro de la iTunes Store y ofrecer la música que se escucha en las cafeterías para descarga. A su vez, decidieron abrir su propia disquera (Starbucks Records) para utilizar sus tiendas como puntos de venta. A pesar de que parece que esos álbumes no son comprados ni por error, en 2008 se vendían alrededor de 13.600 por día en Estados Unidos.

Sin embargo, el negocio de los discos no resultó del todo rentable, como demostró la demanda que interpuso Carly Simons por las bajas ventas de su álbum de despedida. Fue en 2009 que se dio el cambio de estrategia, nuevamente de la mano de Apple, para ofrecer canciones gratuitas a través de tarjetas de regalo. Starbucks apostó por obsequiar a sus clientes una descarga cada semana --algunas veces, con artistas de renombre; otras, con completos desconocidos--, entendiendo hacia dónde se mueve el modelo de la distribución musical.

Ahora la alianza Apple - Starbucks apuesta por promocionar las apps, un movimiento que beneficiará a ambos integrantes. Por una parte, Starbucks continúa con su plan de fidelidad del consumidor gracias a un obsequio útil; y del otro lado, Apple gana proyección de ciertas aplicaciones mediante su promoción en puntos de venta físicos. Enhorabuena por aquellos que han entendido que ambos modelos de distribución no son incompatibles, sino complementarios.