Hoy por hoy y le pese a quien le pese, Whatsapp continúa siendo el rey en lo que a mensajería instantánea móvil se refiere. Sin embargo, en los últimos meses, estamos viendo un aumento cada vez mayor de iniciativas que pretenden morderle su trocito de pastel, como Apple con su iMessages o Google con su Huddle en la app de Google+. La última que parece haberse subido a ese carro es GroupMe una aplicación que ha levantado bastante revuelo con su llegada internacional y que trae bajo el brazo toda una serie de novedosas funcionalidades, algunas interesantes y otras no tanto. Vamos a ver cuáles.

### Limitación de caracteres, una apuesta interesante

Lo primero que me llamó la atención en GroupMe es que está limitado el número de caracteres a 160, igual que en los SMS convencionales, algo que huele muchísimio, cómo no, a Twitter. La limitación de caracteres puede parecer un inconveniente, pero después de unas horas de uso acabas dándote cuenta de que a diferencia de Whatsapp u otros clients de mensajería móvil como BBM, GroupMe te oblige subliminalmente a que lo quieras decir lo hagas de manera breve y concisa. Si te falta espacio siempre puedes dividirlo en various mensajes.

Básicamente lo que hace GropMe es recoger toda esa herencia de ‘aplicación que envía SMS pero de manera gratuita’, de la que también nació Whatsapp, y la aplica al extremo. La limitación está presente en las que podríamos considerer tres grandes secciones que dividen la aplicación: Mensajes privados, Mensajes en Grupo y preguntas. Otro aspecto interesante de GroupMe, y realmente el único motivo por el que decidí darle una oportunidad es porque tiene versión de escritorio, una buena versión de escritorio es algo que cualquier programa de mensajería móvil que se precie debería incluir, aunque por desgracia no sea de lo más común.

### La apariencia, su gran inconveniente

Últimamente me estoy desencantando muchísimo con Whatsapp, no dejo de tener la impresión de que sus desarrolladores se han dormido en los laureles y que salvo la reciente inclusión de grupos entre varios usuarios me temo que no veremos demasiadas novedades en la plataforma en un buen tiempo. Pero si hay algo que en dicha app es abosolutamente irreprochable, incluso en sistemas operativos como Symbian o BlackBerry OS, es que tiene una interfaz de usuario sublime.

Con las opciones bien colocadas y una apariencia ligeramente minimalista usar WhatsApps se convierte en algo muy eficiente y es fácil moverse entre conversaciones sin tener sensación de agobio. En GroupMe no he tenido esa sensación , lo que menos me convence de todo es la vista de chat, probablemente en la que más tiempo se pase en una aplicación de estas características. Por un motivo que todavía no me explico a los desarrolladores se les ocurrió poner una barra para introducir la geolocalización encima del teclado que quita muchísimo espacio para ver los mensajes con comodidad mientras estamos escribiendo. Para más delito, si usamos la aplicación en horizontal las conversaciones ni siquiera se ven.

### Chats, Chats en grupo y preguntas, una division un tanto confusa

Quizá uno de los errores que puede cometer un recién llegado a la aplicación es pensar que se va a encontrar con un cliente convencional de mensajería instantánea. Por eso al principio cuesta orientarse un poco entre las diversas opciones. Por ejemplo, toda la aplicación está muy centrada a la conversación en grupos, y la conversación privada entre dos personas, algo que es la esencia de Whatsapp está presentado como si fuese una función secundaria. Los chats en grupo funcionan bastante bien y el tiempo de espera no es muy alto desde que lo envías hasta que lo recibes, incluso en situaciones de baja cobertura, algo que a veces en otra plataforma me desquicia.

Preguntas es una sección especial dentro de la aplicación, de reciente inclusión y que por tanto todavía está en fase beta. Básicamente consiste en preguntar a todos tus amigos cosas del estilo ‘*¿A qué hora es el partido?*’, ‘*¿Algún buen sitio para comer cerca de Moncloa?*’ puedes optar por enviarle la pregunta a todos al mismo tiempo y recibir muchas respuestas de gente que no necesariamente tiene que estar conectada entre sí. Puede ser una función interesante para según qué casos pero no creo que vaya a convencer a un número muy elevado de usuarios.

### Conclusión, una buena app a la que le falta mucho rodaje

6/10

Los inicios de GroupMe son muy prometedores, mucho, pero por desgracia son sólo eso: inicios. Todavía falta mucho por pulir en la aplicación, salvo los cuatro gatos que somos early adopters, que por lo que he podido ver son los únicos que de momento le dan uso, lo que buscan la mayoría de los usuarios cuando se trata de una aplicación de mensajería instantánea móvil es tener un buen grupo de amigos que ya estén dentro, algo que puede solucionarse con el tiempo y hablar con ellos rápidamente con las menores complicaciones posibles. Es en ese sentido en el que GroupMe falla, no es claro, no es intuitivo, no permite mantener conversaciones con la misma fluidez y facilidad que con otros programas de la competencia.

Precisamente un problema derivado de estar tan en pañales es que todavía tiene muchísimos bugs, notificaciones que no llegan, códigos de verificación que no llegan al móvil y mensajes que se pierden son sólo algunos de ellos. GroupMe, es, a todas luces, un proyecto inacabado, un proyecto muy prometedor pero al que le falta por madurar y por avanzar. Esperemos que consiga arreglar todos estos fallos cuanto antes, que mejoren la interfaz haciéndola más limpia, más clara y más intuitiva mientras refuerzan una buena comunidad de usuarios que les de soporte y les ayude a popularizarlos, algo esencial para este tipo de apps. Si lo consigue, será todo un rival a tener en cuenta.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.