Creo que es la tercera vez que aparece Kubrick en la sección de retrogeek. Si me apuran, pondría todas las películas del maestro en esta sección, porque por encima de géneros y temáticas, Kubrick tenía una forma de filmar que nunca volveremos a ver. Todas sus películas tratan de temas universales a través de la mirada escrupulosa de un genio. Hoy toca The Shining, probablemente, junto a 2001 y A Clockwork Orange, las tres películas que más habré visto de él.

El filme trata sobre la locura humana y el proceso hasta llegar a ella. De hecho, el propio Kubrick así lo quiso durante el rodaje de la cinta, la que para muchos historiadores la consideran como la película maldita del director. Cada escena del filme recuerda a Kubrick en su estado más álgido, escenas filmadas con una perfección milimétrica que nos recuerdan que detrás de esa bestia que congeniaba con muy poca gente, existía uno de los más grandes, si no el que más, director de cine. Fue la única incursión de Kubrick al género de terror y cómo casi siempre, consiguió un clásico atemporal.

El año pasado se cumplieron 30 años de su estreno. 30 años que han dado como en la mayoría de reseñas anteriores para que la obra se encumbrara y pasara a formar parte de ese pequeño reducto de obras de culto, inclasificables por su grandeza y de alguna forma parte de la cultura pop de nuestros días. La película, dirigida en 1980 y basada en la novela del mismo nombre de Stephen King comenzaba con la siguiente sinopsis:

Jack Torrance se traslada con su mujer y su hijo de siete años al impresionante hotel Overlook, en Colorado, para encargarse del mantenimiento de las instalaciones durante la temporada invernal, época en la que permanece cerrado y aislado por la nieve. Su objetivo es encontrar paz y sosiego para escribir una novela. Sin embargo, poco después de su llegada al hotel, al mismo tiempo que Jack empieza a padecer inquietantes trastornos de personalidad, comienzan a producirse extraños y espeluznantes fenómenos paranormales…

  • La razón por la cual la película está considerada como "maldita" se debe a los numerosos accidentes y la tensión vivida en el set de rodaje. Kubrick propuso un rodaje tenso para los actores, de esta manera intentaba conseguir que todos mostraran el carácter que requería la cinta. Además, hubo un incendio en los decorados del famoso hotel de la película, los exteriores se rodaron en el hotel real "Timberline Lodge", para los interiores se creó uno nuevo, el Overlook, por lo que la cinta tuvo que posponerse durante meses. Para colmo de males, la cinta no tuvo buena acogida en sus comienzos, lo que unido al nivel de exigencia de Kubrick en la post-produción y sus cambios para las versiones europeas y norteamericanas, resultó un fracaso comercial (luego recuperada con el tiempo).
  • El libro que escribe Jack solamente contiene una frase (All work and no play makes Jack a dullboy), incoherencias en la traducción al castellano acabaron traduciendo la misma como "No por mucho madrugar amanece más temprano". Las páginas fueron escritas por Kubrick usando una máquina de escribir programable.
  • Dato sin verificar. En la mítica escena en la que salen litros de sangre del ascensor, se puede observar como cae un pequeño objeto. Dicen que Kubrick lo quiso así de manera intencionada y que la escena fue rodada varias veces por esa misma razón, nadie sabe por qué.
  • La película fue pionera en el uso de la Steadicam, el aparato que permitía mover la cámara sin que esta temblara.
  • ¿Qué quiso decir Kubrick con esa última escena y el cuadro? El director afirmó en su momento que se trataba del antepasado de Jack.
  • Ese comienzo inquietante con una cámara aérea que recorre el viaje en coche de la familia se encuentra en el monte Hood, Oregon.
  • Una de las "manías" de Kubrick por abarcar todo el proceso de las cintas tenía que ver con el doblaje en aquellos países donde fuera necesario. En el caso de España el sentimiento es contradictorio ya que son muchos los que opinan que la elección de Verónica Forqué en el papel de Wendy restaba muchos enteros al conjunto de la cinta. El doblaje fue dirigido por Carlos Saura, pero la elección de los dobladores por Kubrick.
  • Como en toda obra maestra que se precie, el tiempo ha dado lugar a todo tipo de parafernalia o merchandising detrás de The Shining. También apariciones que venían a ser homenajes a la cinta (los Simpsons le dedicaron un capítulo entero), videojuegos (¿opción en Duke Nukem 3d Atomic Edition para representar al Overlook Hotel?), ilustraciones o incluso anuncios publicitarios sobre la misma. Aquí una pequeña recopilación:

  • En un principio se pensó para el papel de Lloyd, el barman, en Harry Dean Stanton. El actor lo rechazó porque se encontraba en otro clásico, Alien.
  • Otro dato que nos indica el nivel de detalle de Kubrick. Durante el rodaje de la escena de la fiesta, el director les dijo a los extras que movieran los labios, como si hablaran, pero sin asentir con la cabeza.
  • 43, ese es el número de veces que Danny dice REDRUM en la película. La palabra tienen un doble significado en la cinta, por una parte "murder" y por otra "red room", en alusión al baño.
  • La película de Hitchcock, Psicosis, fue una de las referencias de Kubrick para The Shining. También se dice que el comienzo es un homenaje a Los Pájaros.
  • Uno de los escenarios creados en el hotel fue utilizado posteriormente por Spielberg en "Indiana Jones: En busca del Arca Perdida", concretamente en la escena del Pozo de las Almas.
  • Si llegáis al final de los créditos podemos escuchar a los fantasmas del hotel aplaudiendo y hablando.
  • Existen dos versiones diferentes de la película. Una de Estados Unidos (146 minutos) y otra internacional (119 minutos).
  • En otros retrogeek os he mencionado a la figura de Herve Attia, Apasionado del cine al que le debemos la recopilación de localizaciones de grandes clásicos. En este caso aquí tenéis este vídeo imperdible para los fans.
  • Para finalizar este pequeño homenaje os dejo con dos vídeos. El primero es el trailer de la cinta. El segundo es un vídeo tributo al filme con un montaje donde se recoge gran parte del uso que se le dio a la Steadycam. La banda sonora corre a cargo de Edvard Grieg con In the Hall of the Mountain King.

Imagen: DevianART

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.