La seguridad de Sony debe tener más hoyos que un queso Gruyère. Hace unas horas, LulzSec anunció haber extraído el código fuente de la red de desarrolladores, filtrándolo al público en un archivo de 54 megabytes. ¿Habrá un día en el que nos despertemos sin alguna noticias de intrusiones en Sony? No lo veo muy factible en un futuro muy cercano.

LulzSec sigue cobrando notoriedad mediática con estos actos. Su carta de presentación ante el público general fue el hackeo al sitio web de la televisora PBS, a raíz de la emisión del documental WikiSecrets, en el que se retrata a WikiLeaks como un peligro para la seguridad de Estados Unidos. En esa ocasión, no sólo hicieron el usual robo de cuentas y contraseñas, sino que también colgaron una historia falsa sobre el rapero Tupac.

Después vinieron los ataques que perpetraron contra Sony el 3 de junio, de donde sustrajeron información de poco más de un millón de cuentas de SonyPictures.com. En esa ocasión, liberaron en un archivo una compilación con nombres de usuarios, contraseñas, direcciones postales y cuentas de correo electrónico. En los últimos días se han mantenido activos, pues también han tenido incidentes con *Nintendo América --sin causarle ningún daño real-- y con el sitio web de una organización afiliada al FBI.

Éste representa el sexto ataque contra Sony por parte de LulzSec (¡y los que faltan!). Por otra parte, se ha dicho que uno de sus integrantes ya cayó en las garras del FBI; sin embargo, el grupo niega que tal arresto haya ocurrido.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.